Génova aprieta a los barones del PSOE tras el pacto de Sánchez con Bildu: "¿No van a decir nada?"

Los populares buscan que los dirigentes socialistas sigan los pasos de Emiliano García Page que se ha declarado "dolido y perplejo".

Míriam Muro

El presidente castellano manchego, Emiliano García Page, ha sido el primer barón socialista que se ha declarado "dolido y perplejo" tras el pacto del PSOE con Bildu para derogar íntegramente la reforma laboral del año 2012.

"¿Y los demás no van a decir nada?", se preguntan en el Partido Popular, donde tratarán ahora de forzar al resto de barones socialistas, y a sus cargos municipales, para que sigan estos pasos y se rebelen contra ese acuerdo. Con ese fin, los dirigentes territoriales del PP preguntarán en los próximos días a los del PSOE si respaldan o no este pacto con los proetarras.

Así lo ha demandado ya el vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Montesinos, quien, como diputado por Málaga, ha preguntado al PSOE andaluz si están de acuerdo con lo firmado por Adriana Lastra con los herederos de ETA. Recuerdan también desde Génova que el acuerdo con Bildu llega "después de que los proetarras hayan atacado la casa de Idoia Mendia, candidata socialista en el País Vasco".

Defensa de la reforma laboral

Al mismo tiempo, el líder del PP, Pablo Casado, ha conversado este jueves con Fátima Báñez, ministra de Empleo cuando se aprobó la reforma laboral, y ha pedido que se mantenga dicho marco laboral.

Fuentes populares recuerdan que la reforma laboral con la que PSOE y Bildu quieren acabar "ha creado 3 millones de empleos y ampara los ERTE para 4 millones de familias".

Al Parlamento Europeo

Una batalla que el PP ha llevado también a Europa. Su portavoz en el Parlamento comunitario, Dolors Montserrat, ha alertado a la Comisión Europea de que la intención de PSOE, Podemos y Bildu de derogar la reforma laboral de 2012 provocará efectos muy negativos para la economía española.

Montserrat ha enviado una pregunta escrita a la Comisión Europea en la que señala que eliminar la reforma laboral provocaría un gran aumento del desempleo en España y que la economía se colapsara, pudiendo llegar a la quiebra.

"En el momento en el que nos encontramos, con un duro golpe a la economía y al empleo provocado por la pandemia del coronavirus, no podemos prescindir de una herramienta que tanto ha ayudado a millones de familias españolas y que, actualmente, permite que millones de empleos se acojan a los ERTE y eviten ser despedidos", ha señalado.

Por ello, ha preguntado a la Comisión Europea si considera que la reforma laboral debería derogarse y, también, qué mecanismos de control está llevando a cabo para que los estados miembros de la UE apliquen reformas y medidas que favorezcan la creación de empleo y no su destrucción.

A continuación