El descubrimiento de un semáforo en español en Barcelona escandaliza a los 'comisaris' lingüísticos

El Ayuntamiento de Colau promete que lo reemplazará en breve tras las presiones de la Plataforma per la Llengua y de Pilar Rahola

Pablo Planas

Conmoción y estupor entre los comisarios lingüísticos del separatismo. En la plaza Alfonso Comín de Barcelona hay un semáforo que muestra sus indicaciones en español 'Pulse el botón', 'espere verde', etc, etc... El descubrimiento soliviantó a la Plataforma per la Llengua, una entidad que recibe millones de euros de la Generalidad, los ayuntamientos y las diputaciones y cuya misión es erradicar el más leve rastro de español de la vida pública y privada de Cataluña.

Nada más detectar el intruso elemento del mobiliario urbano, la entidad emitió una alerta a través de Twitter en la que denunciaba que el Ayuntamiento "ignora el catalán en los nuevos semáforos de la ciudad" y apelaba directamente a Ada Colau: "Alcaldesa, exigimos que dé luz verde al catalán en las señales de tráfico".

La colaboradora de TV3 y editorialista de La Vanguardia Pilar Rahola se sumaba rauda a la denuncia y afirmaba en su cuenta de Twitter: "¿Y esto? Colau españoliza así los semáforos y vulnera la normativa". Los digitales nacionalistas se hacían eco también de la denuncia de la Plataforma.

Ante el escándalo tuitero, el Ayuntamiento no tardaba en dar explicaciones. El semáforo era una anomalía, pero no se trataba de que los nuevos semáforos fueran a tener las indicaciones en español. Lo que había ocurrido es que el semáforo español se instaló de urgencia días atrás porque un accidente había estropeado el original de la plaza y no había repuesto en catalán. Esta misma semana se colocará el recambio en catalán, ha prometido la administración municipal.

A continuación