Torra dice que Cataluña sufre un "155 sanitario" y que "la nueva normalidad será la independencia de Cataluña"

Asegura que Cataluña sufre un "155 sanitario" y que "la nueva normalidad será la independencia de Cataluña".

Pablo Planas (Barcelona)

El presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha aprovechado los incumplimientos del Gobierno del PSOE y Podemos para cargar contra estos partidos en el Parlament y censurar el impago de los ERTE, el mantenimiento de los impuestos a empresas y autónomos y que todavía no haya entrado en vigor la renta mínima universal. También se ha reafirmado en sus tesis separatistas y ha destacado que "la nueva normalidad será la independencia de Cataluña". La emergencia por el coronavirus no altera la agenda de Torra y Puigdemont.

El dirigente socialista Miquel Iceta y la podemita Jéssica Albiach han sido las "víctimas" propiciatorias del presidente regional en la sesión de control. El gobierno autonómico catalán ha agudizado el perfil populista desde que comenzó la emergencia sanitaria. En cada comparecencia y rueda de prensa, Torra y sus consejeros arremeten contra el Gobierno socialcomunista, al que acusan de insensible y de no adoptar las medidas de gasto y subvenciones que requiere la situación económica.

Junts per Catalunya (JxCat) el partido de Puigdemont y Torra heredero de Convergencia ha cambiado de registro y adelanta por la izquierda a ERC, el PSC y Podemos. Sólo la CUP parece fuera del alcance de la nueva retórica posconvergente.

En este contexto, Torra ha vapuleado este jueves a la representante podemita en el Parlament, Jéssica Albiach, quien le había dicho que no compartía su propuesta de suspender el pago de impuestos puesto que entiende que los tributos son necesarios para hacer frente al coste de la pandemia y que tal medida era un "ataque a la clase trabajadora". Torra ha recurrido a su latiguillo habitual de que nadie le puede dar lecciones de nada, en este caso de apoyo a los trabajadores y ha insistido en su discurso fiscal aliñado con reproches a Albiach porque todavía no ha entrado en vigor la renta mínima, empeño de Pablo Iglesias, y por el impago de los ERTE a casi un millón de trabajadores en toda España, según la estimación del Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos.

Torra también ha reprochado a Albiach que el Gobierno haya puesto "militares en las ruedas de prensa", que los podemitas no hayan secundado la petición de un recorte del gasto en el Ministerio de Defensa.

Exige 4.000 millones de euros

Iceta, como representante del principal partido del Gobierno de España, también ha recibido tralla por parte de Torra, quien se ha referido a la centralización del competencias en el ministerio de Sanidad como un "155 sanitario". También ha criticado la "cogobernanza" propuesta por el Gobierno, de la que ha dicho que es un "trágala" y ha exigido al Estado la entrega de cuatro mil millones de los 16.000 que se pretenden hacer llegar a las autonomías para afrontar la crisis económica.

Más que una sesión de control al Govern parecía una sesión de control al Gobierno, ambiente que Iceta ha resumido diciendo que Torra estaría mejor haciendo de oposición en el Congreso que de gobierno en Parlament.

Palos hasta para Carrizosa

Hasta Carlos Carrizosa, el portavoz de Ciudadanos, ha recibido estopa de Torra cuando lo habitual es que sea al revés. Carrizosa ha puesto el apoyo de su partido al Gobierno en la prórroga del estado de alarma como ejemplo de mano tendida y Torra le ha replicado que ya que ahora están con el PSOE y Podemos, les ayuden a conseguir la independencia.

En cuanto al PP, su portavoz, Alejandro Fernández ha reprochado a Torra que ahora pida que vengan turistas del resto de España cuando no hasta ahora no ha hecho otra cosa que insultar a España y los españoles.

A continuación