'Cacerolada' en 'El País': se harta de los "sainetes" de Sánchez y pide "libertad"

La última de Sánchez pactando con Bildu a espaldas de Cs ha dejado descolocados hasta a sus más acérrimos defensores.

Pilar Díez

El Mundo

"Sánchez pacta a la vez con Cs y con Bildu para alargar la alarma". Daría algo por ver la cara que se le ha quedado a Arrimadas. "Una vela a Dios y otra al diablo", titula Rosell su editorial. El Mundo no está nada de acuerdo con las continuas prórrogas del estado de alarma, pero no quiere criticar a Ciudadanos por apoyarlas y eso complica los editoriales. "Que Cs permitiera sacar adelante la extensión de la alarma no significa que Inés Arrimadas se haya convertido en el nuevo socio del Gobierno". No, se ha convertido en el tonto útil del gobierno. "Se acabó el tiempo que perpetúa una situación constitucional de excepcionalidad apoyándose, para más escarnio, en los herederos de ETA". Chico, díselo a Arrimadas.

En la misma tesitura se ve David Jiménez Torres. "El dilema entre prorrogar el estado de alarma de Sánchez e Iglesias o abocar al país a una alternativa que nunca ha quedado clara recuerda al dilema entre apoyar a Colau o dejar que ERC se hiciese con la alcaldía de Barcelona". Hombre, David, no compares una alcaldía con mantener a los españoles confinados y con sus derechos suspendidos sine die. "El desafío de Cs es medir bien el equilibrio entre esos dos principios, con la dificultad añadida de que el comportamiento de sus votantes es el mayor misterio de nuestra vida política. El final de esta subtrama es, por tanto, una incógnita. Pero cuesta reprochar a los naranjas que ocupan el lugar que gran parte de la esfera publica les indicó en 2019: el de una bisagra que permita alcanzar mayorías sin partidos independentistas, y capaz de sacrificarse en aras del bien común. Si lo del sacrificio iba en sentido literal, quizá lo justo habría sido avisarles". Se les avisó, David, se les avisó por tierra, mar y aire, pero Rivera quería ser el líder de la oposición. La situación no es la misma. Arrimadas exigió hace 15 días a Sánchez un plan b. ¿Dónde está el plan b? Ni lo hay ni lo habrá porque a Sánchez no le conviene.

Jorge Bustos dice que es que con Sánchez es imposible jugar limpio, que es un tramposo de tomo y lomo. "Como es el piloto y lleva a todo el pasaje de rehén, ya le apoyará alguien. A él le sobra con saber que esa noche volverá a dormir en la Moncloa", por eso se le ve tan relajado. "Su Frankenstein entró en la UCI, y si hay que creer a Rufián, lo hizo quizá de forma irremediable". ¿Creer a Rufián? Por Dios, Bustos, que eres un tío listo. Rufián parece un actor de telenovela venezolana, puro postureo. ¿O tú le ves apoyando una moción de censura contra Sánchez?

"Comparto que Cs debería encarecer más un sí, que arrancara mayores compromisos del gobierno más débil de la democracia. Pero con alguien como Sánchez, en quien la única certeza es la traición, quizá sea mejor negociar pocas cosas y tangibles". Por ejemplo, que cese el acoso a Madrid.

"Sánchez engañará a Cs, naturalmente, pero Ciudadanos sabe que la legislatura será agónica y que cuando la pandemia económica desplace a la sanitaria le sobrarán ocasiones para dulces venganzas. Están aprendido del PNV". Pues no les queda nada, el PNV tiene muchas tablas. Mira como le sacó el pase a la Fase 1 por su cara bonita. ¿No podía haber exigido lo mismo Cs para Madrid?

El País

"Sánchez pacta con Bildu derogar la reforma laboral del PP", pero "horas después rebaja su alcance". "El partido de Otegi logra mejorar la financiación vasca sin ser preciso su voto".

Hasta El País está hasta el gorro de las jugarretas de Sánchez. "Ese pacto con la izquierda abertzale puede trastocar los equilibrios en el Congreso: deja descolocados tanto a Cs como al PNV". "Tras esa ceremonia de la confusión, en incluso después de rectificar ese movimiento, deja descolocado todo el tablero, tanto a Cs como al PNV, en plena precampaña vasca". "Antes de todo ese sainete, el mayor dolor de cabeza del ejecutivo procedía de los equilibrios entre pactar con Cs y ERC", pero una vez conseguidos los votos le salió el escorpión que lleva dentro y se lo clavó a Cs con lo de Bildu. "Cuando la prórroga hubiera salido adelante en el Congreso incluso sin la abstención abertzale". Vamos, que Sánchez tiene desconcertados hasta a los suyos.

Josep Ramoneda está a puntito de sacar una cacerola. "No se puede convertir en rutina lo que solo se justifica por una situación excepcional. No se puede vivir indefinidamente en el miedo. Ahora toca devolver responsabilidad a la ciudadanía para poder pasar de esta fase de reducción la minoría de edad" a la que nos ha sometido el Gobierno con sus continuos estados de alarma. "Es hora de liberar a la ciudadanía del encorsetamiento legal en que está atrapada, como han entendido Francia e Italia, y repartir responsabilidades. El riesgo cero no existe y buscándolo podemos acabar asfixiados". El País se une a las caceroladas de Núñez de Balboa y pide "libertad". Qué bonito titular.

ABC

ABC explica muy bien lo ocurrido ayer. "Sánchez oculta a Arrimadas un pacto con Bildu para derogar la reforma laboral. Los proetarras añaden que Lastra les pidió no anunciar el contenido de su trato hasta después de la votación". Menuda bruja, la Lastra. "Ciudadanos asegura que ese pacto no tiene nada que ver con ellos". Vaya papelón el de Ciudadanos.

Dice el editorial que "Sánchez no gobierna: solo gana tiempo". Pues a fe que lo consigue. "Que cada cual lo maquille como quiera, especialmente Cs y sus alambicadas contradicciones, pero si Sánchez sigue al mando de este caos es gracias a ellos y Bildu. Goza de patente de corso para imponer todo por decreto, sin consenso, sin consultar con la oposición, sin acuerdo con las autonomías, y sin más gobernanza que la que impone su núcleo duro de la Moncloa". Gracias, Ciudadanos. Una vez más.

Isabel San Sebastián se da de baja de Ciudadanos. "Muchos de sus votantes estamos legítimamente enfadados, hasta el punto de arrepentirnos amargamente de ese voto. Porque lo que se nos prometió en campaña es que Cs jamás estaría en el mismo lugar que Podemos o el separatismo, que es exactamente donde está. Salvando el pellejo a un ejecutivo fracasado, incompetente, responsable de millares de muertes y de nuestra ruina, que aprovecha el estado de alarma para ejercer la más absoluta arbitrariedad, recortar nuestra libertades e impulsar un proyecto totalitario de extrema izquierda". El problema de Ciudadanos es que o se pasa o no llega.

La Razón

"Sánchez se destapa: derogará la reforma laboral con Bildu". ¿Alguna vez estuvo tapado? "El presidente volverá a plantear otra prórroga" y volverá a decir que será la última. Dice el editorial que "la vía del contorsionismo parlamentario del PSOE, siempre con la espada de Damocles nacionalista pendiendo de la cabeza de las formaciones constitucionalistas no puede presentarse más azarosa y problemática". Lo que queráis, pero como dice Marhuenda, "Júpiter Sánchez ha conseguido su quinta prorroga" y conseguirá la sexta y las que pida.

Cuenta La Razón que la guardia civil esta hasta el moño de la parejita de Galapagar y sus caprichitos de nuevos ricos. "Guardia civiles ven un abuso en el dispositivo para iglesias. Denuncian que se utiliza a los agentes como escudo para el bienestar de un político". Al que por cierto, nadie ha amenazado.

Y ya puestos, "instan a Iglesias a pedir disculpas públicas" por sus incesantes insultos y ofensas a la Guardia Civil, "en caso de que no se produzcan solicitaremos su dimisión ante la incoherencia de sus actos como representante del Gobierno". La Guardia Civil y El País a cacerolazo limpio pidiendo la dimisión del Gobierno al grito de "libertad". Esto se está poniendo hasta divertido.

A continuación