El Gobierno respira tras confirmar el apoyo al estado de alarma de PNV, Cs y los minoritarios: "Ganamos"

Los negociadores socialistas chequean, uno a uno, sus apoyos para evitar más sorpresas. Frustrados con ERC: "Se lo hemos dado todo".

Ketty Garat

El Gobierno ha sudado pero lo ha conseguido. "Ganamos", proclaman a esta hora fuentes del Ejecutivo a Libertad Digital sin ignorar las horas críticas en las que han quedado en evidencia dando un giro de 180 grados con sus alianzas para conseguirlo. Unas cada vez más difíciles negociaciones que se plasman en la merma de apoyos de las votaciones de los estados de alarma: de los 321 apoyos de la primera votación a los 270, 269, 178 de las siguientes y hasta los 176 o 177 que registrará el panel de votaciones de este miércoles. Por los pelos.

Una victoria pírrica que ha confirmado el Gobierno esta misma mañana por parte de sus socios. La quinta prórroga del estado de alarma saldrá adelante con el voto a favor de PSOE, Podemos, PNV, Ciudadanos, Más País, Teruel Existe y "alguno mas" dicen en referencia a los minoritarios PRC, Nueva Canarias y BNG. En total 176 o 177 votos, uno o dos menos que en la anterior votación y bajando sus apoyos hasta el limite que separa la victoria de la derrota.

En el bloque del no estarán finalmente el PP, Vox, ERC, JxCAT, la Cup, Navarra Suma, Foro Asturias y Compromís, cuyo portavoz, Joan Baldoví, lo ha confirmado esta misma mañana. En total, 167 votos en contra, prácticamente dos bloques empatados con la ventaja para el Gobierno de que en esta votación sólo se requiere mayoría simple, más síes que noes, y no la mayoría absoluta que parece que alcanzan in extremis.

El recado de Sánchez a ERC

A la espera de que los portavoces de cada grupo confirmen el sentido de su voto desde la tribuna de oradores, el presidente del Gobierno ha destilado parte de la frustración del Ejecutivo en su intervención de más de una hora en la que ha lanzado un reproche velado a su socio ERC: "Es el pueblo español el que ha hecho retroceder al virus. Son los ciudadanos de este país los que han doblegado la curva unidos y nadie repito, nadie, tiene derecho a derrochar lo que hemos conseguido entre todos durante estas largas semanas de confinamiento".

El presidente manifestó que el estado de alarma "es plenamente legal, del núcleo de la Constitución Española, no es algo que se haya inventado el Ejecutivo", dijo en referencias a las dudas de constitucionalidad de aplicarlo sine die hasta un plan de desescalada que volvió a calificar de "asimétrico, gradual y coordinado" que "no significa desunión ni desorden. Saldremos a distintas velocidades pero saldremos unidos".

El gesto del presidente llegó al final de su extensa intervención inicial haciendo un ejercicio de autocrítica: "Quiero pedir disculpas a los ciudadanos por los errores propios dictados siempre también por la urgencia en los tiempos, por la penuria en los recursos, por la excepcionalidad y la ausencia de precedentes de la crisis y su tamaño descomunal". Pero hizo extensiva esa petición de disculpas a los presidentes autonómicos a quienes hizo un "reconocimiento sincero desde la gratitud y el compañerismo en estos momentos tan críticos y el profundo respeto". "A todos ellos quiero transladarles mi comprensión hacia los errores que hayan podido cometer dada la complejidad y el dramatismo de las decisiones que debían asumir, por la urgencia de las medidas que tenían que tomar y por las dificultades para encontrar a tiempo los recursos materiales imprescindibles".

"Se lo hemos dado todo" a ERC

En privado fuentes del ejecutivo explican con resignación que "se lo hemos dado todo". Todo lo que pedía en la negociación salvo una cosa: el mando único de Salvador Illa para que las comunidades no tuvieran siquiera un "retén" preventivo, como le llamó Carmen Calvo. Un papel testimonial porque "ERC no ha dejado caer hasta ahora al Gobierno" porque sólo ha votado en contra cuando el Ejecutivo no necesitaba de sus apoyos, no como en la anterior legislatura cuya enmienda a la totalidad a los PGE provocó la derrota parlamentaria que precipitó la convocatoria de elecciones.

A continuación