La Comunidad de Madrid sospecha que el Gobierno quiere ofrecerles una fase 0,5 como a Cataluña

Según fuentes del Gobierno regional consultadas por Liberta Digital, el ofrecimiento del Ejecutivo se efectuaría esta misma tarde.

Miguel Ángel Pérez

La Comunidad de Madrid sospecha que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere ofrecerle una fase 0,5 de atenuación como a Cataluña ante la pandemia de la covid-19.

Según fuentes del Gobierno regional consultadas por Liberta Digital, "el ofrecimiento del Ejecutivo se efectuaría esta misma tarde, antes o después del Consejo Interterritorial del Ministerio de Sanidad con las Comunidades Autónomas".

La Generalidad de Cataluña solicitaba ayer flexibilizar algunas medidas de la fase 0 y conseguir así una fase intermedia 0,5, que pudiera implantarse desde el próximo lunes 18 de mayo. La propuesta de las autoridades catalanas prevé permitir un cierto relajamiento que permita acudir a establecimientos comerciales sin cita previa, reactivar los museos o las actividades de culto religioso, en ambos casos con un tercio del aforo habitual. También permitir hasta 10 personas en los velatorios, permitir el servicio de préstamo de las bibliotecas y reabrir también escuelas y centros educativos para tareas administrativas y de desinfección.

Las mismas fuentes consultadas por LD apuntan que "desconocen las condiciones de atenuación de la fase 0,5 que el Ejecutivo propondría a la Comunidad de Madrid". No obstante, denuncian que el Gobierno no está basándose en criterios "objetivos y técnicos, sino políticos y aleatorios". "No quieren que la Comunidad de Madrid adelante a Cataluña", añaden.

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, apuntaba que el Gobierno mantendrá la región en la fase 0 pese a que la región cumple con todos los criterios sanitarios para poder avanzar en la llamada "desescalada" por coronavirus.

"El Ministerio de Sanidad no parece estar dispuesto a que Madrid pase a la fase 1, pero no da razones técnicas. Nos emplazan a otra reunión mañana. Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios...", lamentaba Ayuso a través de Twitter.

Dicha reunión mencionada por Ayuso es el Consejo Interterritorial que mantendrá esta tarde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, con el consejero madrileño de Salud, Enrique Ruiz-Escudero, para darle el veredicto final este viernes una vez que su departamento haya analizado pormenorizadamente las ventajas y los inconvenientes de esta difícil decisión.

Las razones para que Madrid pase de fase

La Comunidad de Madrid entregó el pasado miércoles la documentación requerida por el Gobierno central para poder pasar a la fase 1. La Comunidad de Madrid remitió un informe con los argumentos y datos que les avalan para pasar de fase.

Desde el Gobierno regional, destacaban "el descenso de casos respecto al pico máximo que se produjo alrededor del 31 de abril" y apuntan que el número de hospitalizados ha bajado un 86 por ciento y el número de camas de hospitalización necesarias un 91,61 por ciento mientras que en las UCIs ha descendido un 73 por ciento y el número de camas necesarias un 79,61 por ciento.

Respecto a las Urgencias, "el número de pacientes pendientes de ingreso fue de 2.654, y el 13 de mayo fue de 164", destacando que ha habido un descenso de un 93,82 por ciento. En Atención Primaria, la Consejería de Sanidad asegura que el número de pacientes en seguimiento domiciliario ha bajado un 90 por ciento, pasando de 24.081 pacientes diarios a 2.244. También inciden en que el número de pacientes con PCR positiva llegó a alcanzar los 3.300 diarios; y en la última semana se sitúa en los 150 de media.

Por último, el Ejecutivo regional destaca la disponibilidad de camas para cumplir los criterios del Ministerio de Sanidad. Así, trasladan que, en hospitalización, el criterio es tener entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por 10.000 habitantes, por tanto, necesitarían un máximo de 24.750. "Hemos llegado a tener 25.000, sin contar con la capacidad de ampliación de Ifema y hoteles sanitarizados. Ahora hay 2.076 camas ocupadas, que representa solo un 8,3 por ciento respecto al pico máximo".

A continuación