El mayor sindicato de Policía se querellará contra el Gobierno por su "gestión nefasta" de la pandemia de coronavirus

Jupol advierte de que no va a permitir que se use al cuerpo para "lavar la imagen" del Gobierno o de cualquier partido político.

J. Arias Borque

El Gobierno puede encontrarse con un problema importante en los tribunales en los próximos meses. Su gestión de la pandemia del coronavirus no está agradando a muchos ciudadanos y colectivos y las querellas en los juzgados empiezan a acumularse. La última ha sido anunciada este martes por Jupol (Justicia Policial), el sindicato mayoritario de la Policía Nacional, que tiene ocho de los catorce representantes sindicales del Consejo de la Policía.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, el secretario general del sindicato policial, José María García, anuncia que acudirán a los tribunales contra la "gestión nefasta" que el Ejecutivo está realizando de la crisis sanitaria en lo referido a la seguridad de los agentes. "Se ha puesto en riesgo la salud de todos los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ocasionando consecuencias fatales para varios de ellos", asegura.

Jupol lleva semanas, al igual que el resto de sindicatos policiales, denunciando que el Gobierno no ha proporcionado a los agentes que están trabajando en las calles españolas los medios de protección necesarios (mascarillas, guantes de nitrilo o equipos de protección individual) y que tampoco se han tenido en cuenta las condiciones reales de trabajo que tienen los policía nacionales durante esta pandemia.

Del mismo modo, García advierte al Ejecutivo que no van a permitir que les utilicen para "lavar la imagen" ni del Ejecutivo ni del ningún partido político. "La Policía Nacional no es un instrumento político, y ningún partido del espectro político actual, ya sea en el Gobierno o en la oposición, puede pretender utilizar al Cuerpo Nacional de la Policía para beneficio de sus intereses particulares", dice.

"No vamos a permitir que se utilice a la Policía Nacional como moneda de cambio o como instrumento para los intereses partidistas o ideológicos de los políticos, como ya intentó hacer el Gobierno durante los disturbios ocasionado en Cataluña por los independentistas radicales", continúa.

El secretario general de Jupol recuerda las funciones de la Policía Nacional no pasan por estar al servicio del interés de los partidos políticos y por ello "se tomaran todas las medidas pertinentes ante cualquier orden que se dé a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que no sea acorde a la legislación o a las funciones que tienen reconocidas los cuerpos de seguridad".

A continuación