'El País' refresca bulos contra el PP ante su ascenso en las encuestas

Además de los ataques desmesurados contra Ayuso, pone ahora también a Feijóo en el centro de la diana.

P. Díez

Muy mal le deben ir las cosas al Gobierno cuando ha soltado toda su jauría mediática contra dirigentes del PP. La presa numero uno es Ayuso, eso no lo duda nadie, pero tampoco se libra Feijóo, con elecciones gallegas en ciernes.

Para ello, hoy rescata el bulo que ya intentaron colar en 2013 con un fracaso sonado. Que el dirigente gallego es prácticamente un capo de la droga. Y para ello se basa nada más y nada menos que en el periodista menos creíble de este país, y mira que los hay: el Follonero, experto en entrevistar a delincuentes, etarras y gente de la peor calaña y hacer de su palabra ley.

Dice Xosé Hermida que cuando El País publicó una foto suya en el yate de un tipo que luego resultó ser un narcotraficante, "salió airoso" porque "logró que buena parte de los medios y del tertulianismo abrazasen su causa".

"No había que esperar a las confesiones de Marcial Dorado a Jordi Évole para saber que ese relato era eso: un relato fabricado", dice. Y añade: "La palabra de un reo no merece mucha credibilidad", aunque si se trata de destruir al PP, todo vale, hay que creer a pies juntillas lo que diga un narco, un violador o un asesino en serie. Si es contra el delincuente siempre dice la verdad. Así trabaja El País y todo el ejército mediático a las órdenes del Gobierno que les riega con dinero público.

"Lo que afirmó a Évole", el periodista más sectario de La Sexta, y mira que el titulo está reñido, "que su relación se había prolongado varios años más, ya lo corroboro hace tiempo el juez que encarceló en 2003 a Dorado y que escuchaba conversaciones telefónicas".

Hechas estas acusaciones, Hermida reconoce que "nunca se ha podido probar que Feijóo cometiese ninguna ilegalidad ni dispensase trato de favor a su amigo. Tampoco que en el aquel momento Dorado hubiese dado el salto a la droga", pero difama que algo queda, la especialidad de El País.

"El juicio sobre la credibilidad y la ética de un político solo corresponde a los ciudadanos", aunque a veces fallen más que una escopeta de feria, como en el caso de Sánchez. "Feijóo salió airoso de aquel episodio y los votantes gallegos ratificaron en 2016 que no habían dejado de confiar en él. Pero los hechos son los hechos. Indiscutibles, llegados a este punto". ¿Indiscutible? Indiscutible, señor Hermida es que "nunca se ha podido probar que Feijóo cometiese ninguna ilegalidad", como usted dice. Y lo que sí es discutible es lo que diga uno de esos delincuentes a los que el Follonero tanto aprecio dispensa, y a los que hace de vocero.

Resulta altamente sospechosa la campaña desatada contra Feijóo de un día para otro. Como ejemplo, dos botones, este articulo y este titular: "Médicos gallegos contra el estudio de la Xunta". ¿Tan mal van las encuestas que tienen que echar mano de métodos mafiosos para ganarle?

A continuación