"El mayor asesino en serie de gobiernos" acecha a Sánchez

Que si Arrimadas hizo bien, que si Arrimadas hizo mal. Criticar a Cs haga lo que haga es un deporte nacional.

Pilar Díez

El Mundo

"Sánchez busca apoyo estable de Cs para seis semanas de alarma". Dice el editorial que "el chantaje de Sánchez no puede alargarse más". Que "los españoles no tienen por qué pagar con su libertad las chapuzas del Gobierno". "Sánchez no puede seguir confundiendo la lealtad con el vasallaje". A ver, a Sánchez no le enseñaron ni en su familia ni en el colegio el significado de la palabra lealtad. "Al presidente corresponde acabar con la despótica disyuntiva entre él o el caos e impulsar una desescalada que no conculque libertades fundamentales de los españoles".

En cuanto al giro de Arrimadas, dice que hay riesgo de "desorientar al votante". "Arrimadas se ha ganado el derecho a definir su estrategia pero no debe llamarse a engaño con Sánchez. Una cosa es la política útil y otra servir de compañero de viaje a políticos sin escrúpulos". Es que en este viaje nos la jugamos todos. Algo habrá que intentar. A algunos les tranquiliza que Ciudadanos esté ahí. Les da garantía de que prorrogar ayer el estado de alarma era necesario, no un capricho de Sánchez para seguir ostentando el poder absoluto.

Jorge Bustos cree que Arrimadas ha hecho bien en poner las condiciones que el PP no puso. "Si Sánchez los incumple y Arrimadas pasa a la abstención, volverá a ser una facha", supongo que eso lo tiene claro. "Cada español tiene un pronóstico sobre Ciudadanos. Pero es lógico que en un corral de estrábicos mirar al centro cause estragos".

Tampoco Javier Redondo tiene mucha fe: "La pírrica conquista de Arrimadas se reduce a tratar de ponerle una brida a Sánchez. Lo cual nos devuelve al origen del problema. Con buena intención, Arrimadas solo consiguió que Sánchez no pulse el detonador de su cinturón explosivo. Sánchez lo lleva puesto a todos sus desafíos y siempre encuentra quien entra en pánico en el ultimo instante". Lo mismo un día se le va el dedito y salta él también por los aires. Ya se sabe, tanto fue el cántaro a la fuente.

El País

"Sánchez logra la prórroga en un nuevo escenario político". Dice el editorial que "los discursos incendiarios y cercanos a Vox de los que ha hecho gala Pablo Casado han puesto al país ante un abismo político, al abstenerse respecto a la prórroga del estado de alarma". El País no se da cuenta de que sus exageraciones con Casado ya solo producen hilaridad. "A ello se le ha enfrentado el ensimismamiento que exhibe Sánchez en la gestión de la crisis, que ha cifrado el imprevisible mantenimiento de la alarma en un pulso con el PP. Que este lo perdiera ayer no significa que lo ganara el gobierno, pues ese extremismo no puede seguir siendo la respuesta al mutismo de Sánchez, obstinado en elevarse hasta la soledad política". Ya, así andamos, gente muriendo y ellos con sus jueguecitos de a ver quién mea más lejos.

Como dice Cué, lo mismo da que da lo mismo. "El gobierno sigue teniendo una situación sanitaria, económica y política endiablada. Los 25.000 muertos siguen ahí, la pandemia no se ha dio, el desgaste del ejecutivo empieza a asomar en las encuestas y la crisis económica, el mayor asesino en serie de gobiernos que conoce la política, muestra sus garras cada día con datos catastróficos". Lo malo no es que asesine al Gobierno, es que antes se nos llevará a todos por delante.

ABC

"Sánchez gana quince días pero evidencia su fragilidad". Dice el editorial que "España está en riesgo de involución hacia un populismo nefasto con modos autoritarios y apariencia dictatorial. Sánchez no tiene patente de corso para imponer un adoctrinamiento masivo y una merma de libertades mientras mueren en España 26.000 personas. El plan de la izquierda es diáfano y así lo denunció Casado. Por eso el PP no debió abstenerse sino rechazar esta trama". "Lo que no es diáfano es el giro de Ciudadanos convertido en un sorprendente salvavidas para la coalición Sánchez-Iglesias y en cómplice tangencial del PNV". Parece que alguien no oyó el discurso de Arrimadas. O que no es capaz de entender que nos estamos jugando literalmente la vida. "Arrimadas interpreta que sostener al PSOE va a ser el pasaporte para la resurrección de su partido, pero el voto afirmativo fue el último volantazo de un partido en profunda crisis de identidad y de unidad". Parece que atizar a Ciudadanos haga lo que haga es el deporte nacional.

La Razón

"Ultimátum a Sánchez: un plan B en quince días". Mucho menos duro con la decisión de Cs, dice el editorial que "es importante que el presidente entienda el sentido del voto de ayer en el Congreso y prepare un plan alternativo a una cada vez más problemática solicitud de prórroga del estado de alarma. España entre en una fase crucial".

Julio Valdeón cree que Inés fue "valiente". "Puede que logre arramplar con algunos apoyos entre los votantes del sanchismo. Pero juraría que está sentenciado". ¿ A alguien se le ha ocurrido pensar que a lo mejor Arrimadas no estaba contando votos sino vidas humanas?

A continuación