Preocupación en las autonomías: "Pedro Sánchez está grogui desde hace semanas"

Ayer salieron los niños, el próximo domingo los mayores. Sánchez aprieta el acelerador del desconfinamiento a su bola, como siempre.

Pilar Díez

El Mundo

"Sánchez niega a las CCAA un fondo como el que él que reclama en Europa". "Varias autonomías solicitan un fondo extraordinario no reembolsable para afrontar la crisis y el Ejecutivo se lo niega".

A Rosell le llama la atención "la ligereza demostrada por Hacienda con los viernes electorales con la inflexibilidad que ahora exhibe ante las demandas de unas autonomías sobre las que recae el grueso de la financiación de los servicios financieros". "El gobierno no puede adoptar un discurso ante las instituciones europeas y el opuesto aquí". Hombre, que estamos ante un tipo que se presenta a unas elecciones diciendo que nunca va a pactar con Podemos y los separatistas y es lo primero que hace nada más abrir las urnas, por citar solo una de las muestras que definen al personaje. Diría Calvo que aquí es el Pedro Sánchez con mando único y en Europa el último mono.

A Federico Jiménez Losantos le suena fatal lo de la 'nueva normalidad'. "Si es normalidad será la de siempre; si es nueva no será normal. Será la clásica tiranía comunista, hacia la que, con Sánchez como mula, cabalga desbocado el camarada Pablenín".

Anson cree que el problema no es Pablo Iglesias, es Pedro Sánchez. "El político que engañó a sus votantes durante la campaña electoral fue Pedro Sánchez, no Pablo Iglesias". Y como en otras ocasiones se deshace en elogios hacia Pablo Iglesias, "un político culto que defiende lo que ha defendido siempre. El mejor orador con que cuenta el Congreso de los diputados. Como vicepresidente del Gobierno ha demostrado seriedad y capacidad de trabajo, se coincida o se discrepe de sus posiciones". Pues algunos vemos siempre a un tipo cuyo único discurso es el odio a la derecha y que solo trabaja para sus propios intereses. Pero Anson le respalda hasta en sus quejas por "las insidias e insultos con los que algunos le obsequian a diario". Que son la mitad de los insultos e insidias que los demás reciben de él. Que le pregunten al Poder Judicial. Ay, Anson, Anson, te ciega la admiración por el podemismo.

El País

"Los hospitales deberán tener un circuito especial para enfermos de coronavirus". "El gobierno llama a las autonomías a duplicar la capacidad de las UCI", eso sí, sin un duro, que se busquen la vida, la poca pasta que hay es para la propaganda de Sánchez.

Si la semana pasada nos contaba El País que la coalición estaba fuerte como un toro, hoy nos cuenta que "Iglesias se aferra al pacto pero marca distancias". "El vicepresidente intenta dejar su sello en la gestión de la crisis a riesgo de provocar fricciones con el PSOE". Qué riesgo, a Iglesias le pone provocar. Y como siempre gana los pulsos con los socialistas, pues oye, ancha es Castilla. "El coronavirus ha hecho saltar por los aires el programa de coalición pactado en diciembre". "Aunque Iglesias se aferra a la coalición, cada vez que puede deja claro que hay un solo gobierno, pero dos partidos". Y que manda él, porque tiene cogido a Sánchez por el sillón de la Moncloa.

ABC

"Ansia de libertad. Tras 43 días de confinamiento, muchos españoles aprovecharon autorización de pasear con los niños para desbordar las reglas". Normal, la gente ha visto como se las salta el gobierno y sigue su ejemplo.

El editorial no desaprovecha un día para atizar a Sánchez. "Por más esfuerzos de propaganda que hace, Sánchez pierde apoyo ciudadano porque su gestión no ha podido ser mas tardía, más dependiente de la improvisación más confusa y más falaz ante el ciudadano. Su último hallazgo en términos de agitación, propaganda y demagogia ha sido culpar a las comunidades autónomas y a la oposición de todos sus errores (…) No es causal que surjan caceroladas". "Sánchez se ha equivocado mucho y ha mentido demasiado". Con resultado de muerte.

Gabriel Albiac avisa de lo que se nos viene encima. "Lo malo ya se apunta en la intuición del líder populista, al cual una socialdemocracia idiota dotó de peligrosos medios. El envite de Iglesias contra el Poder Judicial anticipa la batalla de los tiempos que vienen: la de la apuesta totalitaria contra una división de poderes sin la cual no hay democracia. Iglesias sabe que nunca volverá a tener una ocasión como ésta". También puede ser la ocasión para acabar con él de una vez por todas.

La Razón

"Expertos alertan de un brote tras la salida de los menores". Que la famosa desescalada va a ser otro caos ya lo sabemos, contamos con ello. Alerta el editorial de que "lo único cierto es que se está afrontando la salida de la población de sus casas sin la existencia de una vacuna, ni pruebas que nos garanticen que el virus dejará de circular y ante la advertencia de los especialistas de que puede haber un rebrote".

Pero Sánchez tiene prisa. Como explica Antonio Martín Beaumont, "el presidente y su reducidísimo grupo de asesores se dan cuanta de que a los españoles se les está agotando la paciencia. Cada día hay más balcones donde suenan cacerolas". Y los presidentes autonómicos observan que "tras horas de reuniones con Sánchez no hay plan alguno que permita afrontar con éxito el desconfinamiento. 'Palabrería hueca'. Pedro Sánchez está grogui. Lleva semanas así. Preside un consejo de ministros descoordinado, dividido y enfrentado". Y con Iglesias metiéndole todos los días el dedo en ojo. En el pecado lleva la penitencia.

A continuación