Arrimadas lamenta que Sánchez no frene a Iglesias ni pacte el plan de la Justicia

La líder de Ciudadanos asegura que el ministro Campo les ha llamado pero que no han consensuado el decreto.

Mariano Alonso

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha establecido un "contacto" con Ciudadanos pero sin que ello suponga consensuar el decreto especial que, según adelantaba El Confidencial, ultima el Gobierno y que en una entrevista en esRadio Pablo Casado anunciaba que no contará con el respaldo del PP.

Así lo daba a conocer este lunes, tras presidir telemáticamente la Ejecutiva del partido naranja, Inés Arrimadas, quien afirmaba que Campo ha llamado al portavoz adjunto de Ciudadanos, el jurista Edmundo Bal, aunque "no se ha negociado el contenido y de hecho no tenemos oficialmente el contenido de ese Real Decreto y por lo tanto es muy difícil de valorar algo que desconocemos" aseveraba en su habitual rueda de prensa telemática de los lunes.

Sobre las palabras de Casado, en las que acusaba al Gobierno de poner "en la diana" a la Justicia, Arrimadas contestaba que "yo supongo que se refiere a los ataques absolutos del señor Iglesias a la Justicia, cosa que nosotros hemos denunciado y vamos a seguir denunciando y el Gobierno de España, y el presidente Sánchez debería salir el primero a defender a los jueces y a decir que desde el Gobierno no se va a atacar a una de las instituciones más importantes del Estado".

Aludía Arrimadas a las críticas de Pablo Iglesias a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra la portavoz de Podemos en la Asamblea de Vallecas, Isabel Serra, por vejaciones y ataques a una agente de la autoridad durante las protestas por un desahucio en 2014, que también encontraron eco en otros miembros destacados de Podemos como la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Incidiendo en este aspecto, la presidenta de la formación naranja se refería a "las declaraciones, no solo del vicepresidente, sino de muchos miembros del Gobierno, en contra de los jueces de España y poniendo en cuestión las sentencias e incluso el cumplimiento de las mismas y casi que acusando de prevaricación a jueces, que es algo muy grave, porque decir que alguien hace una sentencia en función de su ideología y que se quiere meter a gente en la cárcel por sus ideas es como acusar de prevaricación a los jueces y eso no se puede permitir" algo ante lo que, a su juicio, "Sánchez no dice absolutamente nada, deja siempre que el señor Iglesias ataque a quien le dé la gana" concluía.

A continuación