Sánchez se hace la víctima y pide "empatía" con el Gobierno porque sus rectificaciones "son en positivo"

El presidente anticipa que "vamos a rectificar mucho en los próximos meses" pero le resta importancia porque se hacen "con humildad".

Ketty Garat

Cinco horas después de que se iniciara el pleno en el Congreso, el presidente entra en el terreno de la crítica pero no en el de la autocrítica. Ante el vapuleo de todos los grupos de la oposición que reprochan las constantes rectificaciones del Ejecutivo, Pedro Sánchez ha minimizado esos bandazos diciendo que son "rectificaciones en positivo" que se van a repetir en los próximos meses para lo cual pide "empatía" a sus socios parlamentarios.

Ante los reproches de prácticamente todos sus socios, desde ERC al PNV pasando por Compromís y el BNG, el presidente Sánchez aseguró en su turno de réplica que "como comprenderá, el Gobierno lo que quiere es que los niños salgan cuanto antes" pero "entramos en territorio ignoto y tenemos que saber que entramos en las maximas precauciones. Pecamos de prudencia, se lo reconozco", dijo tras repetir que el Gobierno "escuchó a los expertos y acordamos el próximo sábado".

Sánchez restó importancia a lo que el considera "rectificaciones en positivo" porque finalmente redundan en el beneficio de los niños y las familias y anticipó que "vamos a rectificar en muchas decisiones en los próximos meses porque lo más importante es salvar vidas y la salud pública". Y eso, a su juicio, "no supondrá un fracaso" sino que "la evolución de la pandemia no responde a unos parámetros estrictos".

Una advertencia que repitió una segunda vez: "Con humildad les digo que tendremos que rectificar y que eso no es síntoma de descoordinación ni de desgobierno sino que es afrontar con humildad las decisiones que inciden en el día a día de sus ciudadanos". Y deslizó una conversación con el vicepresidente Pablo Iglesias en la tarde de este martes: "Ayer mismo, por ejemplo, tuve la ocasión de conversar con el vicepresidente de Bienestar Social sobre la cuestión de los menores y, evidentemente, él me dio su perspectiva. Son perspectivas que enriquecen la toma de decisiones".

Y añadió una petición a los grupos parlamentarios: "Les digo que empaticen también no solamente con el Gobierno de España" sino también con los gobiernos autonómicos y locales. Sánchez insistió en la necesidad de "hacer pedagogía y no correr a la crítica precipitada" contra el Ejecutivo que tiene una "dificultad en la toma de decisiones. Pero añadió una promesa: "Tengan la certeza de que el Gobierno actuará para que los ciudadanos salgan con la máxima certeza".

A continuación