Coronavirus: chapuza de la Generalidad, que carga a los farmacéuticos la factura de sus mascarillas gratuitas

Obliga a las farmacias a empaquetar, distribuir y abonar los tapabocas que prometió regalar a los ciudadanos con la tarjeta sanitaria.

Pablo Planas (Barcelona)

Gran operación de propaganda de la Generalidad y chapuza con las mascarillas. El presidente regional, Quim Torra, prometió una mascarilla gratis por ciudadano y su portavoz, Meritxell Budó, añadió que serían de máxima protección y reutilizables. Lo cierto, sin embargo, es que son los farmacéuticos quienes pagan las mascarillas gratuitas y que estas no son ni de máxima protección ni reutilizables. Es más, algunos farmacéuticos aseguran que lo que les ha llegado son mascarillas que forman parte del lote de 1.714.000 cubrebocas que el Gobierno destinó la pasada semana a Cataluña y que la Generalidad reparte con cuentagotas en algunas estaciones de Metro.

Tampoco se han cumplido los plazos previstos por la administración autonómica, que quería comenzar el reparto a partir del 15 de abril y lo tuvo que retrasar hasta mañana lunes, día 20. Y aún así, ni de lejos estarán a disposición los catorce millones de cubrebocas prometidos por la Generalidad, sino una cantidad mucho menor.

Además, los farmacéuticos tendrán que abonar la mascarilla de la Generalidad, que ha prometido a los titulares de las farmacias que se les abonará en un plazo de dos meses. Los farmacéuticos recelan de esta promesa, pues no es la primera vez que la administración autonómica ha retrasado sus pagos a las oficinas de farmacia por falta de liquidez. La primera mascarilla no le costará nada al usuario, pero sí la segunda, que valdrá 0,76 euros, el precio de coste.

Por otra parte y ante la falta de material de protección, los farmacéuticos temen una avalancha de ciudadanos este lunes ante la campaña de propaganda de la Generalidad, lo que podría provocar graves e inconvenientes aglomeraciones en las farmacias así como un rápido desabastecimiento.

A continuación