Coronavirus: Madrid critica la improvisación del gobierno: "El reparto de mascarillas es prácticamente imposible”

Los policías repartirán 1,4 millones de mascarillas en estaciones como Atocha, Chamartín, Nuevos Ministerios, Sol, Príncipe Pío o Méndez Álvaro.

Libertad Digital

A menos de 24 horas de la vuelta al trabajo de miles de madrileños, la Comunidad de Madrid no ha recibido del Gobierno central instrucciones claras sobre cómo llevar a cabo el reparto de mascarillas, una labor que según el delegado del Gobierno regional es "prácticamente imposible".

Entre este lunes y este martes se repartirán un total de 1,4 millones de mascarillas a los profesionales que se reincorporen al trabajo en la región, un reparto que tendrá lugar entre las 6:00 y las 9:00 horas en "los principales intercambiadores y puntos de acceso" al transporte público de la región.

La Delegación del Gobierno en Madrid, encargada del dispositivo, recuerda a la población que estas mascarillas están dirigidas a las personas que tengan que utilizar el transporte público para desplazarse a sus lugares de trabajo.

Del reparto se encargará, han precisado las mismas fuentes, la Policía Nacional, que contará con el "apoyo" de la Policía Municipal en Metro y en la red de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Los agentes se ubicarán principalmente en los accesos a los intercambiadores modales y estaciones ferroviarias con mayor afluencia de pasajeros, como por ejemplo Atocha, Chamartín, Nuevos Ministerios, Sol, Príncipe Pío o Méndez Álvaro.

La policía municipal y los voluntarios de protección civil se ocuparán de repartirlas en el resto de estaciones de metro y en todas las líneas de autobús. La red dispone de 211 líneas (183 diurnas, 27 nocturnas y Exprés Aeropuerto) y una flota de 2050 autobuses, lo que convierte el reparto en algo "prácticamente imposible".

Según indica la Delegación del Gobierno, la Federación Madrileña de Municipios (FMM) "está coordinando" los puntos de distribución de las mascarillas, particularmente en aquellas localidades que carecen de red ferroviaria.

En concreto, a Madrid le corresponderán 1.416.000 mascarillas de los 10 millones que el Gobierno va a repartir por toda España a los trabajadores que regresen a su actividad profesional y que necesiten sistemas de transporte en los que sea complicado mantener la distancia de seguridad recomendada para prevenir el contagio por coronavirus.

Este mismo domingo, la Comunidad de Madrid ha criticado la "improvisación" del Gobierno y su demora a la hora de facilitar "instrucciones por escrito" de cómo proceder a la distribución del material.

Además, según han explicado fuentes del Ejecutivo regional, han planteado que sea el Ejército quien se ocupe de este reparto, para no destinar al mismo efectivos de cuerpos como las policías locales, que están "volcadas" en el suministro de material a residencias de mayores.

A continuación