Las Fuerzas Armadas comienzan a formar en tareas de desinfección a bomberos y forestales

Militares apoyaron en la valla de Melilla durante el asalto. Se monta la primera instalación para hacer pruebas del Covid-19 sin salir del coche

J. Arias Borque

Las tareas de desinfección están siendo una de las misiones principales de las Fuerzas Armadas desde que iniciaron su despliegue por todo el territorio nacional para apoyar en el combate contra la pandemia del coronavirus. Lo han hecho en infraestructuras públicas (estaciones de tren y autobuses, aeropuertos…), residencias de mayores (ya llevan más de 2.700) y en centros de salud y hospitales.

Pero la necesidad de seguir aumentando el ritmo de desinfección ha hecho que en las últimas horas hayan comenzado a realizar formación para que otros cuerpos públicos pueden ayudar en estos menesteres. Así lo ha confirmado este lunes el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire Miguel Ángel Villarroya, durante su comparecencia diaria en una rueda de prensa en la Moncloa.

"Se ha empezado a dar formación a otros colectivos que no son parte de las Fuerzas de Seguridad, ni de las Fuerzas Armadas, como, por ejemplo, Bomberos, Brigadas Forestales y de Protección Civil. En este contexto, ayer se formaron bomberos de Albacete y también de las Fuerzas Armadas, unidades de la Base Aérea de Los Llanos y del Centro de Adiestramiento de Chinchilla", ha explicado.

El máximo responsable operativo de las Fuerzas Armadas ha explicado que durante este lunes habrá desplegados un total de 7.780 militares en un total de 232 localidades. Entre las nuevas misiones se incluye la de montar instalaciones para realizar pruebas rápidas de Covid-19 desde el vehículo. Durante la jornada de ayer domingo ya se instalaron tres tiendas de campaña con este objetivo en Valladolid.

Por otro lado, ha aclarado que los militares que estaban desplegados en el vallado de Melilla, labor que llevan realizando una semana, han apoyado a la Guardia Civil para evitar que un gran número de inmigrantes ilegales violasen el perímetro fronterizo y entrasen en territorio español, aunque finalmente una cincuentena de los 250 que han participado en el asalto a la valla lo han conseguido.

A continuación