Sorprenden en Navarra a una octogenaria que se saltó el confinamiento por el coronavirus y llevaba "speed para la nieta"

La mujer también realizó gestos obscenos a la Policía Foral en el momento de su detención en Villafranca, lo que le costó tres denuncias.

Libertad Digital

Los vecinos de Villafranca (Navarra) no dan crédito a lo ocurrido el pasado domingo en esta localidad, cercana a Tudela y con una población de unos 2.800 habitantes, después de que agentes de la Policía Foral denunciaran a una mujer de 80 años por saltarse el confinamiento impuesto durante el estado de alarma por el coronavirus.

Los hechos comenzaron cuando una patrulla de la Policía Foral dio el alto a una vecina del municipio por encontrarse en la calle incumpliendo el confinamiento. Cuando los agentes le preguntaron por qué estaba en la vía pública, la mujer respondió que estaba guardando el "speed para la nieta", por lo que los agentes intervinieron las tres bolsitas de droga y le impusieron dos denuncias por ello: una por circular por la calle sin causa justificada y otra por "tenencia de sustancia estupefaciente".

Pero la cosa no quedó ahí porque la mujer, después de serle intervenido el speed de los bolsillos, empezó a dedicar gestos obscenos a la autoridad. Tal y como se puede leer en una de las denuncias, "la mujer se sienta en una silla, se levanta la falda y alzando la voz le dice a los agentes 'toma... mira aquí también si quieres' al tiempo que dejaba sus partes íntimas al descubierto".

Una situación sencillamente surrealista que ha llevado a la propia Policía Foral a colgar un tuit dando cuenta de esta triple denuncia. "Esta profesión es admirable, siempre hay algo más", escribe el cuerpo de policía autonómico de Navarra en su cuenta oficial.

A continuación