Play

Federico denuncia a la "banda de machos" de Atresmedia que insulta y acosa a Cayetana

Pablo Iglesias no ha tardado en liarla en el cogobierno arremetiendo contra el ministro de Justicia para ocultar la ignorancia de Irene Montero.

Pilar Díez

El Mundo

"Ministros del PSOE estallan contra Iglesias: 'la ley era una chapuza'". "Iglesias culpa a Calvo de torpedear a Irene Montero y sugiere que el ministro de Justicia es machista". Vamos, que salió como una hidra a defender a la parienta, como buen machito. Y acabaron a tortas los dos socios de gobierno. Poco han tardado. Dice el editorial que la intención de Montero es "puramente publicitaria" como todo lo que hace. "Un texto destinado a introducir modificaciones trascendentales en el Código Penal exige tiempo, reflexión y conocimiento", justo lo que no tiene la ministra.

Y ya la cosa se ha salido de madre con Cayetana después de que una jauría de Atresmedia se haya lanzado contra ella como chacales. Dice Federico Jiménez Losantos que "si el ministerio de Igualdad se preocupara realmente de evitar la agresión a las mujeres, habría denunciado ya a Ferreras y Atresmedia/La Sexta por los feroces insultos personales, el acoso callejero y el bullying profesional a Cayetana Álvarez de Toledo. Desde Esperanza Aguirre, nunca una mujer había sido tan injuriada como ella por una banda de machos poderosos, ayudados por mujeres del ramo". Están dejando a los Corleone como una pandilla inofensiva. Pero, desvela Federico, el objetivo no es Cayetana. "Lo único que preocupa al machista frustrado y su novia. Al vice y su viza, al begoño y su Begoña, es que el PP no se resista más y acepte el enjuague golpista de jueces del CGPJ y el Supremo. Si mañana Cayetana dice que está a favor del desbloqueo judicial, los Ferreras Rocher la invitan a cenar sin arsénico". Completa Tadeu afirmando que "La Sexta es muchas veces la Secta". Sobra el muchas veces.

El País

El periódico del régimen trata de ocultar la bronca en el cogobierno tras el coronavirus y con ataques a Cayetana. Mucho han tardado en unirse a la cacería. "Los desmarques de Álvarez de Toledo dividen a la cúpula del PP". "El lunes, Álvarez de Toledo atacó a la Sexta, televisión del grupo Atresmedia". "Es muy inteligente y esta muy preparada, pero no es muy lista", dice que le dicen a Javier Caqueiro. "Le falta educación y conocimiento de partido". ¿Educación? Claro, educación es lo que demostró el furibundo Ferreras y su banda de mariachis de Atresmedia. "La marquesa ultra del PP", titulaban ayer. Por cierto que no se han visto críticas en El País sobre las amenazas del vicepresidente con meter en la cárcel a periodistas.

ABC

"Junqueras se une al club de los indultados". Dice el editorial que "es una amnistía forzada y encubierta, basada en un abuso de poder de la Generalitat porque dispone de las competencias autonómicas en materia penitenciaria. Al final, la ley deja de serlo y se convierte en una prerrogativa caprichosa del separatismo para beneficiar a su líderes reduciendo sus condenas a la nada. Es una burla política y una estafa procesal". "De nuevo el separatismo gana al Estado una batalla jurídica y de imagen (...) el Estado empieza a admitir su dramática impotencia". Jose María Carrascal se pone nostálgico con la ley sexual. "En mi juventud, el 'sí' se necesitaba incluso para un casto beso en la mejilla, e ir más lejos requería el compromiso matrimonial". Y al que se propasaba le arreabas una bofetada y santas pascuas.

La Razón

El periódico de Atresmedia continúa la campaña desatada contra Cayetana desde todas sus terminales mediáticas, que son un montón. "Casado desoye al PP y mantiene a Álvarez de Toledo por miedo a Aznar", dice Carmen Morodo sin despeinarse. ¿No será más bien que desoye a Ferreras y todos los gerifaltes de Atresmedia? "Cayetana no rectificó ayer su ataque a la libertad de prensa. Redobló el órdago, no ya al medio de comunicación, sino, de fondo, a su propio partido, donde nadie respaldó públicamente sus declaraciones". "Casado está demostrando que no tiene autoridad para revolver el problema".

Cayetana, continúa la tertuliana de Al Rojo Vivo, "nunca rectifica por su alta concepción de sí misma y porque tampoco necesita la política para vivir por su altísima solvencia económica". No como otros, que como viven del partido lamerían las suelas de los zapatos de Ferreras ante la salvaje persecución. Parece que la portavoz popular puede permitirse el lujo de ser libre. "Lo que preocupa en el PP es que traslade una imagen de suficiencia aristocrática", "tiene un discurso de señora de Palacio", dice en la línea del titular de ayer de Antena 3 "La marquesa ultra del PP". "Ayer insistió en embestir con mentiras contra la línea editorial de la cadena que ha colocado en el centro de la diana, La Sexta (madre mía, intentar victimizar a la cadena trituradora de peperos, es para descojonarse) sirviéndose para ello de la negación de la corrupción que creció bajo la mesa de su padrino político, el expresidente del Gobierno José María Aznar; y negando también los errores que cometió el gobierno de Rajoy en la gestión de las cargas policiales para evitar el referéndum" dice Ferreras, digo Morodo. Pues esto no era lo que decía La Razón cuando Rajoy era el amo del periódico.

"Casado intenta calmar las aguas en privado, pero, como ayer, quedó en evidencia, sin la autoridad para exigirle que respete los intereses de las siglas del partido" ni los intereses de Atresmedia y de Ferreras. "Hay una revuelta general contra Álvarez de Toledo, que Casado conoce". Mira, Cayetana, tú que puedes, manda al PP a tomar por saco y denuncia a esta banda por acoso.

La Vanguardia

El periódico de Godó ha cambiado de director. Debe ser por eso que el nuevo, Jordi Juan, no se enteró ayer de lo que pasó en el cogobierno. "El gobierno ha superado con rapidez un conato de división a propósito de la futura ley de libertad sexual". Qué va Jordi, el machirulo Iglesias llamó machista al ministro de Justicia y hoy aún continúa la bronca. Pero nada, te disculpamos la desinformación porque acabas de llegar.

A continuación