Feijóo se suma a Urkullu y adelanta las elecciones gallegas al 5 de abril

En una comparecencia, ha asegurado que no es el lugar para anunciar el candidato y convoca a la Junta Directiva del PP de Galicia este martes.

Míriam Muro

Tras el anuncio de Íñigo Urkullu de adelantar las elecciones vascas para el próximo 5 de abril, el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo ha decidido hacer coincidir los comicios en Galicia también este día.

Así, las elecciones gallegas y las vascas se celebrarán de forma conjunta por cuarta vez, tal y como sucedió también en 2009, 2012 y en 2016. En este caso, serán el primer fin de semana de abril, coincidiendo con la festividad del Domingo de Ramos.

Convoca a la Junta Directiva del PP de Galicia

El propio Núñez Feijóo lo ha anunciado en Santiago de Compostela en una comparecencia que ha ofrecido después de haber reunido de urgencia a su consejo de Gobierno. Fuentes de los populares explican que tras el anuncio de Urkullu, con el que el presidente gallego "ha mantenido contacto en los últimos días", "no ha quedado otro remedio".

Feijóo ha asegurado que lo que busca con este adelanto es "reducir al máximo el periodo electoral "para mantener la normalidad", y no tener una campaña de "seis o siete meses" sino de "54 días". "Sean cuales sean las circunstancias en el conjunto de la nación, desde Galicia tratamos de aportar estabilidad", ha añadido.

Tras conocer la fecha de la cita con las urnas, Feijóo tendrá que confirmar también de forma oficial en las próximas horas su candidatura a la presidencia de la Xunta por cuarta vez. Durante la rueda de prensa que ha ofrecido, ha asegurado que "no es el lugar para anunciar el candidato". Para tomar esa decisión, ha convocado una Junta Directiva del PP de Galicia este martes a las 12:30 horas.

El PP gallego busca lograr su cuarta mayoría absoluta de la que disfruta desde 2009. Las encuestas conocidas en los últimos días apuntan a que este escenario es posible pero podría estar muy reñido dado el auge del BNG.

Acuerdo con Cs

Otro de los asuntos que tendrá que abordar Feijóo en los próximos días será el de un posible acuerdo con Ciudadanos después de la propuesta que lanzó Inés Arrimadas para sumar fuerzas en Galicia, País Vasco y Cataluña de cara a las nuevas elecciones autonómicas en esas comunidades en las que el "constitucionalismo se encuentra en peligro" dado el auge de los nacionalismos.

Desde el PP gallego ya han explicado que en su caso siempre han "sostenido que son un partido abierto a todo aquel que quiera sumarse a la mayoría que representamos". "Ya hace tiempo que Feijóo dijo que Ciudadanos en Galicia cabe en el PP y la puerta está abierta para que se sumen sus votantes y también sus dirigentes porque, habiendo diferencias, hay también puntos de unión", añaden. Es decir, que abren la puerta de la unión pero dentro del PP.

A continuación