Arrimadas desprecia a los críticos y considera "sorprendente" que los medios dieran tanta "repercusión" a sus palabras

La líder in pectore de Ciudadanos no ha establecido ningún contacto con Igea tras el bronco fin de semana en el partido.

Mariano Alonso

Inés Arrimadas mantuvo silencio el pasado sábado, durante el bronco Consejo General de Ciudadanos en el que se eligió por abrumadora mayoría a la gestora del partido naranja, y sigue minimizando lo ocurrido.

En una rueda de prensa este lunes en el Congreso, donde anunciaba que había remitido una carta a Pedro Sánchez para iniciar una negociación a tres con PSOE y PP para un gobierno sin Podemos y los separatistas, la portavoz parlamentaria y líder in pectore de la formación centrista trataba de eludir varias preguntas sobre lo sucedido.

Una y otra vez repetía el mismo argumentario: que Ciudadanos es un partido "democrático", que hubo "discusión", que la gente salió "ilusionada" y que las voces críticas fueron "muy respetables" pero "minoritarias".

Sin mención alguna a Igea y Prendes

Todo ello sin referirse en ningún momento al vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, y al ex vicepresidente del Congreso, Ignacio Prendes, con quienes además no ha mantenido contacto alguno desde que coincidieron el sábado en la reunión del máximo órgano entre congresos, celebrada en un hotel de Madrid. A su juicio, además, es "sorprendente" y responde a "motivos obvios" que los medios de comunicación hayan destacado más unos testimonios que otros de entre las "más de veinte personas" que intervinieron, remarcaba visiblemente molesta.

Preguntada por las palabras a puerta cerrada del portavoz en Cataluña, Carlos Carrizosa, quien dijo, en réplica a Igea, que "no nos vamos a abrir en canal porque los medios estén deseando cogernos por las vísceras para hacernos daño", eludía valorarlas. "Todo el mundo dijo su opinión, es sorprendente que algunas intervenciones tengan más repercusión mediática que otras" insistía en su respuesta.

Arrimadas será la sucesora de Albert Rivera, por lo que la incógnita es saber cuál será su equipo, que estatutariamente tendrá que presentar antes del congreso extraordinario de marzo, dentro de una candidatura a las primarias que puede que se declaren desiertas, ante la ausencia de rival.

A continuación