Rodrigo Lanza, condenado a sólo cinco años de cárcel por el 'crimen de los tirantes'

El magistrado José Ruiz Ramo condena al radical por un delito de lesiones dolosas con alevosía y homicidio imprudente.

LD/Agencias

El magistrado presidente del Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Zaragoza, José Ruiz Ramo, ha condenado al radical de extrema izquierda Rodrigo Lanza a cinco años de cárcel por un delito de lesiones dolosas con alevosía y homicidio imprudente, con la agravante de cometer el delito por discriminación referente a la ideología y con la atenuante de arrebato, según informa Europa Press.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 8 de diciembre de 2017, en el bar Tocadiscos de Zaragoza, donde Lanza golpeó a Víctor Laínez, quien llevaba unos tirantes con la bandera de España –por ello, a este suceso se le conoce como el "crimen de los tirantes"–.

Tras ser golpeado, Laínez cayó al suelo desplomado, quedando inconsciente, tras lo que le dio una patada en la cara y puñetazos en la cabeza y múltiples golpes. A consecuencia de estas lesiones, Laínez murió cuatro días después, el 12 de diciembre, en la UCI del Hospital Clínico.

El magistrado presidente también condena a Lanza a indemnizar a los familiares de la víctima –padres, hijos y hermanos– con 200.000 euros y al Servicio Aragonés de Salud con 5.620 euros.

Había dejado tetrapléjico a un guardia urbano

Once años antes de matar presuntamente a Laínez, Lanza fue condenado por dejar tetrapléjico por una pedrada al agente de la Guardia Urbana Juan José Salas. La agresión se produjo en el marco de los altercados registrados durante una fiesta okupa ilegal que se celebraba en un inmueble del casco antiguo de Barcelona con más de mil asistentes. En aquel proceso, el radical fue defendido por Gonzalo Boye, condenado por el secuestro de ETA a Emiliano Revilla y abogado de Puigdemont.

Héroe antisistema

Lanza se dio a conocer por participar en el documental Ciutat Morta, emitido por el segundo canal de TV3 y que pretendía desvelar un presunto montaje policial y judicial para condenar al agresor y al resto de jóvenes antisistema que provocaron los disturbios tras el desalojo de la casa okupa de Barcelona. El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, participó en un encuentro en mayo de 2015 en Barcelona con afectados del caso Ciutat Morta, entre ellos la madre de Rodrigo Lanza, y que le pedían un compromiso para que se visibilizaran estos casos. Ada Colau y Jaume Asens también transmitieron su apoyo a Lanza –de hecho, Colau llegó a contratar a su madre–.

A continuación