Los separatistas vuelven a declararse soberanos en el 'Parlament' para aplicar la autodeterminación

Maniobra de JxCat, ERC y la CUP, que presentan enmiendas por separado sobre la resolución suspendida por el TC para evitar consecuencias penales.

Pablo Planas (Barcelona)

Discusiones bizantinas en el parlamento autonómico catalán. Los grupos separatistas parecen hacer caso omiso de las advertencias del Tribunal Constitucional (TC) sobre las responsabilidades penales en las que podrían incurrir al reprobar a la monarquía o aprobar resoluciones sobre el supuesto derecho a la autodeterminación, pero al mismo tiempo tratan de curarse en salud y presentan enmiendas por separado para burlar la suspensión decretada por el Constitucional. Ingeniería reglamentaria combinada con las típicas argucias separatistas, impotencia y cierta cobardía ante las consecuencias de las baladronadas parlamentarias.

Se vota una propuesta de resolución de respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo en la que los separatistas insisten en reprobar a la monarquía y mostrar su intención de aprobar el derecho de autodeterminación cuando quieran y como quieran. El grupo de Junts per Catalunya denuncia en su enmienda la supuesta "censura previa" que atribuye al Tribunal Constitucional y condena la apertura de diligencias contra los miembros de la mesa parlamentaria por parte del la Fiscalía. ERC, por su parte, rechaza la suspensión del TC y se solidariza con el presidente de la cámara, el republicano Roger Torrent, y demás miembros de la mesa. La CUP, más tronante, incluye en su moción el párrafo suspendido por el TC sin decir que ha sido suspendido.

La propuesta de resolución sale adelante con 68 votos a favor, 21 noes de PSC y PP y 8 abstenciones de los comunes. Los diputados del grupo de Ciudadanos han abandonado el hemiciclo para no participar en el enésimo esperpento. Según el PSC, las enmiendas de los separatistas suponen un acatamiento de los dictados del TC. En el PP se inclinan por opinar más o menos lo mismo, que los separatistas acatan pero protestan. En Ciudadanos creen que JxCat, ERC y la CUP vuelven a desobedecer y anuncian que recurrirán a la Fiscalía.

El Parlament da el visto bueno a la propuesta de resolución incluida en el orden del día y en la que se "considera que ante las coacciones de los poderes del Estado para intentar limitar los temas de debate en el parlamento de Cataluña no hay más opción que defender el derecho de representación política y la libertad de expresión de todos los diputados. Sin fisuras. Porque si la censura entra en el Parlament, se desvirtúa el sentido de la institución. Por eso reitera y reiterará tantas veces como lo quieran los diputados la reprobación de la monarquía, la defensa del derecho de autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político".

Según algunas versiones, los grupos separatistas no han logrado exhibir la unidad pretendida. Según otras, han vuelto a utilizar el parlamento a su antojo y con absoluto desprecio de las resoluciones judiciales.

A continuación