Sánchez obtiene con Iglesias el mismo respaldo que logró con Rivera en 2016

El fiasco del ‘con Rivera no’. El 92% de los militantes respaldan, prácticamente los mismos que apoyaron el pacto con Cs: 95.400 frente a los 93.900.

Ketty Garat

Todo según lo previsto, el secretario general del PSOE y presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha logrado este sábado el aval de la militancia al preacuerdo con Unidas Podemos tras obtener el 92 por ciento de apoyos en la consulta a las bases. Un plebiscito a la militancia que ha contado con una participación del 63 por ciento y 95.421 síes sobre un censo de 178.651 personas, entre militantes y afiliados del PSOE, PSC y sus respectivas organizaciones juveniles.

No había inquietud en Ferraz por el resultado de esta consulta dado el perfil más izquierdista del militante socialista respecto al global de sus votantes, pese a que ambos grupos se han visto mermados considerablemente en los últimos tiempos. En total, han sido 103.718 afiliados del PSOE los que condicionarán el pacto de Gobierno frente a los 6.700.000 votantes del PSOE que, a su vez, perdió más de 750.000 votos en las últimas elecciones del 10 de noviembre.

A su vez, el número de militantes se ha dejado 9.200 personas desde que Pedro Sánchez reconquistó Ferraz en 2017. De los 191.000 militantes de entonces, Ferraz ha registrado ahora 178.000.

Iglesias y Rivera empatan

El único temor que había en la dirección del PSOE era no superar el 78,94% de apoyo que recibió Sánchez en 2016 a su pacto con Albert Rivera, con una participación del 51% de la militancia. La paradoja es que los militantes socialistas que coreaban el famoso ‘con Rivera no’ en la noche electoral del 28-A han sido los mismos que respaldaron ese ‘pacto del abrazo’ entre Sánchez y Rivera: entonces, la consulta arrojó un apoyo de 93.929 personas; hoy el ‘abrazo con Iglesias’ lo respaldan 1500 más, 95.421.

Una consulta que, pese a ser vinculante y su resultado de obligado cumplimiento, según los estatutos del PSOE, no se celebró en el mes de julio durante la anterior negociación con Podemos por "falta de tiempo", según arguyó entonces la dirección del PSOE.

Sánchez oculta la negociación con ERC

La dirección del PSOE de Pedro Sánchez han ocultado deliberadamente su negociación con ERC que comenzará la semana que viene y sólo han preguntado: "¿Apoyas el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para formar un gobierno progresista de Coalición?".

Un ocultismo que priva al militante de opinar sobre la llave de ese acuerdo progresista, del que ha hecho gala el Presidente del Gobierno en funciones y líder socialista, Pedro Sánchez, tras votar este sábado en su agrupación de Pozuelo en Madrid. El líder socialista ha votado pasadas las 11 de la mañana. Tras introducir su papeleta del sí a un acuerdo con Podemos , ha dicho "buenos días" a la prensa y se ha marchado sin hacer siquiera un llamamiento al voto De la militancia que ha hecho posteriormente en Twitter.

Evitaba hacer declaraciones tras tres días de silencio sobre los EREs de Andalucía y tras conocer a última hora de este viernes que la semana que viene se conformará una mesa de negociación con ERC en la que podria estar integrado el arquitecto del 1de octubre, Josep María Jové, la mano derecha de Oriol Junqueras, imputado por la famosa ‘Moleskine’ con la hoja de ruta del proceso catalán.

Una negociación con los republicanos sobre la que no se pregunta a los militantes en esta consulta y que comenzará previsiblemente el miércoles trasladando desde el PSOE una "oferta política" a Esquerra con la oferta de una mesa de diálogo político sobre Cataluña. Mesa en la que también estarán los portavoces parlamentarios de PSOE y ERC, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, y que se podría inaugurar al día siguiente, el mismo jueves por la mañana.

Mayor apoyo en Cataluña

El 93,64% de militantes del PSC y de sus juventudes han aprobado el preacuerdo de gobierno PSOE-Unidas Podemos, un punto y medio por encima del resto de España,

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha mostrado su convencimiento de que el gobierno que proponen el PSOE y Unidas Podemos es el que está capacitado para ofrecer diálogo en Cataluña.

Y sobre la posibilidad de que se establezca una "mesa de diálogo" sobre la crisis catalana, tal y como reclama ERC, Iceta ha afirmado que "si realmente hay voluntad de diálogo, el instrumento que se utilice nunca debería ser un problema".

A continuación