El PP, convencido de que las "las meteduras de pata" de Sánchez le pueden llevar a la Moncloa

El Partido Popular cerró la campaña en Las Ventas donde un Casado "optimista" acabó su acto con el himno de España.

Míriam Muro

Con el himno de España, el Partido Popular cerró este viernes su campaña en la plaza de toros de Las Ventas. Pablo Casado alzó la voz para asegurar que, en estos momentos, hay un "empate técnico" entre el PP y el PSOE. Una afirmación con la que pretenden movilizar al electorado de cara a las elecciones generales de este domingo 10 de noviembre.

Desde Génova tratan de animar a todos aquellos que dudan si dar su voto a los populares o decantarse por Ciudadanos o Vox porque creen que en estas últimas horas de campaña está "la clave" dado que se "va a decidir mucho voto" y podría "darse el vuelco" si los españoles "unen" sus apoyos.

Están convencidos de que las "meteduras de pata" de Pedro Sánchez en esta última semana, entre las que se encuentran su polémica con la Fiscalía y su falta de repuesta ante la pregunta de si volverá a pactar con los separatistas, pueden alzar a Casado al poder.

Llamamiento a los votantes de Vox y Cs

Pero para eso, "hace falta un último empujón", explican. De ahí que Casado realizara este viernes por la noche un nuevo llamamiento: "Me quiero dirigir a aquellos que en algún momento votaron al PP pero que en las últimas elecciones decidieron dejar de votarnos y elegir a Cs o a Vox. Ante la gravedad de la situación que hay en España, me dirijo a ellos para decirles, con toda humildad, que necesitamos su apoyo el domingo", comenzó el líder de los populares su discurso en Las Ventas.

"Se puede ganar", dicen los más optimistas en Génova que explican que, según sus encuestas internas, Pedro Sánchez "no va a aguantar", Ciudadanos "no va a caer tanto" y Vox "no va a crecer como dicen los sondeos. Se quedará entre los 35-40 escaños", aseguran.

También pidió el voto al PSOE

Para "ganar", Casado no sólo ha apelado a los votantes del PP y Cs. También pidió un voto prestado a los socialistas: "Quiero apelar a los socialistas de buena fe a los que también les duele España, que quiere vivir en una nación unida… le pido su voto prestado", aseguró el líder de los populares que dijo que tiene "un proyecto transversal para todos los españoles". "Hasta queremos gobernar para los nacionalistas", llegó a decir el líder del PP que añadió que está "harto de este país a garrotazos".

A todos aquellos a los que pidió el voto Casado, les hizo una promesa: no facilitará una investidura de Sánchez, "porque somos su alternativa y lo contrario que representa". El líder del PP que también se comprometió a presentarse a la investidura si consigue "un escaño más que el PSOE", porque "somos el único partido que ha demostrado que sabe desbloquear y pactar"

Un Casado que en un momento de su discurso cargó contra Sánchez recordando al Fiscal General del Estado fallecido José Manuel Maza: "Ahora mismo, si viviera, estaría absolutamente estupefacto de oír que un presidente del gobierno en funciones mancilla la independencia de la Fiscalía General del Estado y encima no hace nada para detener otro golpe a la legalidad, que según la Audiencia Nacional se estaba ya preparando con los CDR y con Puigdemont".

A continuación