La Generalidad niega que se produjeran agresiones a invitados de los premios Princesa de Gerona

La portavoz del Govern acusa al Rey de "partidista" y garantiza el derecho a manifestarse del Tsunami y los CDR el día de reflexión y el 10-N.

Pablo Planas (Barcelona)

"Nosotros, como gobierno, decirles que lo que lamentamos nuevamente es el discurso del monarca, un discurso en el que nuevamente toma partido, hace política en plena campaña electoral y no escucha a una buena parte de los ciudadanos de Cataluña y hacerlo en campaña electoral nos parece más grave".

Con estas palabras ha respondido la consejera portavoz Meritxell Budó a las preguntas sobre la visita de la Familia Real a Cataluña y las agresiones sufridas por algunos de los invitados a la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Gerona, acto celebrado el lunes en el Palacio de Congreso de Barcelona.

Según Budó, no hubo agresiones, ni insultos y escupitajos a quienes pretendieron acceder a pie al Palacio de Congresos a pesar de que fueron captadas por las cámaras de televisión. Y si se produjeron momentos de tensión fueron culpa de los invitados que no utilizaron el servicio de autobuses que se puso a disposición de quienes debían asistir a la ceremonia, ha afirmado la portavoz del ejecutivo catalán. El consejero de Interior, Miquel Buch, es de la misma opinión.

Por otra parte, la consejera ha mostrado su apoyo a las acciones que puedan llevar a cabo los Comités de Defensa de la República (CDR) y el Tsunami democràtic durante las jornadas de reflexión y de votación. Así, Budó ha manifestado que garantizarán el derecho al voto, pero también el de de manifestación. "Tenemos que hacer compatible que todos tengan el derecho a manifestarse y el derecho y el deber de ir a votar y el objetivo del Govern es hacerlo compatible y posible", ha declarado.

A continuación