'El País', en pánico, trata de sacar a Cataluña de la campaña: "No hay que magnificarlo"

Pistoletazo de salida de una corta pero intensa campaña electoral que coincide con el día de los muertos. Para hacerse cruces.

Pilar Díez

El Mundo

"Los Mossos en alerta ante una ocupación de colegios el 10-N". Dice Rosell que el gobierno anda un poco preocupadillo porque "si de Torra depende el dispositivo de seguridad del 10N, podemos apostar desde ya a que el día de la votación está condenado a registrar graves anomalías". Unos alarmistas que son, algunos dicen que la calma chicha reina en Cataluña. "Ante esta amenaza, los mossos tienen ya diseñado un plan especial de actuación en coordinación con la Policía Nacional y Guardia Civil, pero existe el riesgo cierto de que Torra lo boicotee desde el poder". Pobres mossos, empiezan a dar pena. El Gobierno les deja tirados y sin asistencia letrada, Torra les persigue como a criminales, les llaman perros, atemorizan a sus hijos… Si yo fuera mossa me cruzaba de brazos hasta que el Gobierno me diera amparo. "El PP y el PSOE inician la campaña obligados a evitar otro bloqueo", dice un reportaje de Marisa Cruz. "En Ferraz admiten que la abstención de Casado es la única opción". Alguna vez tendrá que pagar la deuda que tiene el PP con el PSOE. Dice Federico Jiménez Losantos que "a 10 días de las elecciones generales, Pedro Sánchez no sabe qué forma de Estado ofrecer a los españoles". Tiene varias ideas, pero no sabe todavía con cuál quedarse, cada día tiene su afán. "El problema está en la soberanía del pueblo español, de la que emanan todos los poderes del Estado o deberían hacerlo, pero que rechaza el PSC (Partido de Señoritos Catalanistas)". "¿En nombre de qué intervendría un Gobierno que no reconoce la soberanía del pueblo español y se inventa un pueblo frankenstein, plurinacional, pluriconfederal y publiestatal, o sea, plurisuicida?". ¿En nombre de lo que le dé votos'?

El País

"El temor de los partidos a la abstención marca la campaña". El periódico de Pedro Sánchez ha entrado en pánico y lo refleja en el editorial. Al presi en funciones se le han ido de las manos las elecciones con el estallido en Cataluña y trata de apagar el fuego. "No cabe minusvalorar la gravedad de este desafío, pero tampoco magnificarlo hasta el extremo de convertir la nación en el eje central de la campaña", suplica. No, si quieres hablamos del cambio climático o la invasión de la avispa asiática. "Los disturbios no son prueba de la fortaleza del independentismo, sino del fracaso de su proyecto". Pues en la tele se le ve de lo más saludable. "La coyuntura electoral no puede arrastrar a las fuerzas constitucionalistas a desarrollar la campaña que pretenden las independentistas", ruega. Además, la "violencia es limitada". Yo perdería toda esperanza, señora Gallego, no va a colar. Hasta aquí llega el olor del miedo. Dice Cué que "el PSOE busca el voto de Rivera con un discurso de firmeza en Cataluña, pero el PP domina ahí". Y que a Cs le acechan los buitres. "La clave es quién se lleva los restos del naufragio de Ciudadanos", "en caída libre". Así que PP y PSOE planean sobre el cadáver de Rivera. "Cs y sus votantes son el zorro de esta cacería". Cuánto daño ha hecho Rivera con su empecinamiento, cuánto daño. Aún así, da mala suerte vender la piel del oso ante de cazarlo.

ABC

Casado estuvo en el Foro ABC. "Plan España para Cataluña y bajada histórica de impuestos. El líder del PP sale a ganar y plantea el 10-N como un plebiscito a Sánchez". Dice Rubido que "la campaña girará en torno a cuestiones sobre las que ABC tiene un criterio nítido: la defensa de la unidad de España, el reforzamiento del constitucionalismo y la rebaja de impuestos". Justo lo que teme El País. Por cierto que a Sánchez no le ha dado resultado la piruetita de ayer en otra entrevista en Moncloa pasándose a la JEC por el forro. El anuncio de que "el gobierno trata de frenar la república digital de Torra en plena campaña" no abre ningún periódico. Lo mismo es que eso de controlar el espacio sideral no convence. A ver si la próxima vez se le ocurre algo más terrenal.

La Razón

"Casado no gobernaría con Vox y sólo se abstendrá junto a Cs". Marhuenda le da un repaso a Casado a cuenta de… Bueno, a cuenta de nada, a Marhu le cae gordo el nuevo líder del PP y punto pelota. "Casado no puede negar la evidencia: no tiene opciones para gobernar en solitario no habría nada mas estéril en su estrategia que reclamar en exclusiva la representación de la derecha", dice en tono bronco. "Casado no está en condiciones de olvidar que el poder que administra su partido es gracias a los partidos de Rivera y Abascal". No creo que lo haya olvidado, Marhuenda, es que esta en campaña. ¿Qué quieres, que pida el voto para Ciudadanos? Abel Hernández también le da un disgusto morrocotudo a El País. "Tan serio es el asunto que la crisis catalana se ha convertido en la cuestión central de la campaña electoral. Lo está contagiando todo. El desarrollo de las protestas identitarias y anarquistas pueden tener una influencia decisiva en la orientación final del voto de los españoles". Tiembla, Sánchez.

La Vanguardia

Y es que hasta su hermano del alma lo tiene claro. "Catalunya es la clave". El periódico de Godó se queja de que "en el debate de ayer no hubo propuestas nuevas para resolver el problema catalán". Resuélvelo tu, que lo has creado. Seguro que Rahola puede echar una manita. Por aquí andamos en campaña y a río revuelto, ganancia de pescadores. Y que cada palo aguante su vela.

A continuación