El obispo de Gerona convierte la misa de las fiestas de San Narciso en un mitin golpista

Francesc Pardo reclama la libertad de los separatistas condenados y asegura que el indulto "perfeccionaría la justicia".

Pablo Planas (Barcelona)

Nuevo gesto del clero catalán con los separatistas condenados por la asonada del 1-O de 2017. El obispo de Gerona, Francesc Pardo, ha aprovechado la misa mayor de San Narciso, patrón de la diócesis, para pedir la libertad de los golpistas. En su homilía-mitin, Pardo ha asegurado que "como cristianos también podemos pedir que la liberación se ofrezca también a los dirigentes políticos y líderes sociales condenados con penas de prisión e inhabilitación".

En su opinión, "la misericordia no va contra la justicia, sino que la perfecciona, la humaniza y es la máxima expresión de la sabiduría". Pardo ha continuado diciendo que "ahora la misericordia tiene nombres: medidas de libertad, capacidad de perdón, necesidad de diálogo, afirmar la convivencia". Tras exponer el programa separatista, el obispo Pardo ha reivindicado la libertad de expresión. Lo que no ha mencionado han sido los graves disturbios registrados en Gerona a cargo de los Comités de Defensa de la República (CDR) ni los ataques a Policía Nacional y Mossos d'Esquadra. Tampoco se ha referido a las recientes declaraciones de Oriol Junqueras en las que proclamaba que "se pueden meter el indulto por donde les quepa".

Pardo es uno de los obispos catalanas que ha visitado a los presos separatistas en la cárcel de Lledoners, en la que hay días en que dichos reclusos reciben hasta cincuenta visitas. Con su homilía, Pardo se suma a los actos supuestamente religiosos dedicados a promocionar el credo separatista con la excusa de las plegarias por los condenados.

A continuación