Los independentistas intentan colapsar la Justicia en Cataluña autoinculpándose masivamente por el golpe del 1-O

Según datos del TSJC, sólo en Barcelona se han presentado este lunes 188 denuncias de independentistas para autoinculparse por el golpe.

Miguel Ángel Pérez

Los independentistas intentan colapsar la Justicia en Cataluña autoinculpándose masivamente en el golpe del 1-O, tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo el pasado 14 de octubre.

Dicha iniciativa para atacar el funcionamiento judicial de la Comunidad Autónoma ha sido organizada por la entidad Ómnium Cultural, cuyo presidente Jordi Cuixart ha sido condenado por sedición a 9 años de cárcel. Desde el pasado jueves, Ómnium ha puesto a disposición de los independentistas los formularios para la autoinculpación a través de una web. Un total de 10.000 personas ya los habrían descargado y desde entonces se agolpan en los Juzgados para presentar su autoinculpación.

Según datos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña TSJC, sólo en los Juzgados de la Ciudad de la Justicia de Barcelona se han presentado este lunes 188 denuncias de independentistas para autoinculparse. Desde primera hora de la mañana decenas de independentistas han acudido también a los Juzgados de Gerona, Tarragona y Lérida con este propósito. No obstante, que se presenten masivamente dichas denuncias, no significa que se vayan a investigar todas lógicamente.

Para evitar el colapso ante el centenar de personas que acudieron a los Juzgados de Guardia de Barcelona se ha habilitado una mesa de recepción en una de las entradas, con una cola para ciudadanos con citación judicial y otra para el resto del público, lo que incluye los que acuden a presentar su autoinculpación. En este partido judicial, hay cuatro Juzgados de guardia, tres de detenidos y uno de incidencias, que pueden atender todas las peticiones así y las tareas habituales.

En los juzgados del resto de Cataluña, un acuerdo del TSJC ha fijado un máximo de 25 autoinculpaciones diarias y un límite al acceso a las instalaciones judiciales, de forma que solo puede entrar un denunciante cada vez. En dicho acuerdo, el TSJC recuerda que los Juzgados de guardia, que deben recibir estas autoinculpaciones, tienen asignadas otras tareas de carácter urgente como puede ser la toma de declaración a detenidos y víctimas, asistencia en situaciones de emergencia, levantamiento de cadáver o cualquier otra incidencia que pueda surgir durante la guardia.

Los ataques de los CDR

La Sección Territorial de Cataluña de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) denunciaba hace pocos días un nuevo ataque de los CDR contra los juzgados de Gerona. La APM calificaba estos hechos como "el acoso a uno de los pilares del Estado de Derecho".

Los ataques a la Justicia se están convirtiendo en algo habitual por parte de los independentistas radicales. A finales del 2018, se registraron ataques en los Juzgados de Lérida, Tarragona y Gerona así como en las localidades de Tortosa, Sabadell o Manresa. Varias sedes judiciales aparecieron rodeadas de excrementos y estiércol así como con pintadas en las paredes en contra del sistema judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se vio obligado a poner en marcha un dispositivo especial de vigilancia por parte de los Mossos para evitar nuevos ataques.

A continuación