Sociedad Civil Catalana pide "que no vuelva el otoño de 2017": "Ni tsunamis ni marchas"

El presidente de SCC asegura que si el independentismo opta por la insurrección y el desbordamiento convocará manifestaciones.

LD/Agencias

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez-Costa, ha pedido este sábado "que no vuelva el otoño de 2017" ni "un escenario de insurrección" una vez se conozca la sentencia del procés, y ha dicho que Cataluña no necesita "tsunamis ni marchas" sino "volver a ponerse en marcha".

Así se ha expresado en declaraciones a los periodistas antes de la celebración del acto unitario organizado por SCC para conmemorar las manifestaciones por la unidad de España de los días 8 y 29 de octubre de 2017 en Barcelona, en las que participan representantes del PP, Ciudadanos y el PSC, además del concejal en Barcelona Manuel Valls.

"No necesitamos marchas", ha apuntado Sánchez-Costa en alusión a las acciones que preparan ANC y Òmnium Cultural si la sentencia del Tribunal Supremo es condenatoria. "Necesitamos que Cataluña se vuelva a poner en marcha", ha dicho.

Ha añadido que "Cataluña es muy diversa y rica y mayoritariamente quiere seguir dentro de España, con fraternidad".

Sánchez-Costa ha reclamado por otra parte al presidente de la Generalidad, Quim Torra, "que abandone su lógica de activismo, confrontación y desobediencia", y le ha instado a que "si no sabe o no puede, deje paso y convoque elecciones".

Preguntado sobre si SCC va a convocar nuevas movilizaciones en respuesta a las acciones que prepara el independentismo, ha asegurado que la entidad que preside no quiere un tsunami sino "una ola tranquila de cambio y transformación".

A pesar de ello, "si el separatismo apuesta por la insurrección y el desbordamiento, evidentemente volveremos a salir".

Carrizosa pide el voto para los constitucionalistas

El presidente de Cs en el Parlamento catalán, Carlos Carrizosa, ha asegurado que el independentismo siempre ha optado por "violencia en algún tipo de grado", y que mintieron al decir que era un movimiento ciudadano porque, según él, viene de las altas esferas.

Ha pedido el voto a los asistentes, "no para Cs", sino para los partidos constitucionalistas, que son la vanguardia y no la retaguardia o la resistencia, ha dicho.

En un vídeo, el eurodiputado de Cs Jordi Cañas ha dicho que el 8 de octubre fue uno de los días más felices de la vida de muchos de los participantes, que habían visto con preocupación cómo les "habían dejado solos".

PSC: pluralidad frente al independentismo

El diputado del PSC David Pérez ha celebrado la colaboración que se dio los días 6 y 7 de octubre de 2017 entre los partidos no independentistas --con elogio al entonces delegado del Gobierno, Enric Millo, al exdiputado de CSQEP Joan Coscubiela y al diputado de Cs Carlos Carrizosa--.

Ha sostenido que "no vale la pena" entrar a discutir quién es más constitucionalista, monárquico o federalista, sino apostar por la pluralidad para hacer frente al independentismo, algo que ocurrió, según él, en la moción de censura al entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

En un vídeo, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, ha calificado de "acierto" la convocatoria de la manifestación en defensa de la pluralidad, aunque ha lamentado que fuera a causa de unas circunstancias que nunca hubiesen querido vivir.

Álvarez de Toledo: Los constitucionalistas son mayoría

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha afirmado que con la manifestación del 8 de octubre la izquierda se reconcilió con el constitucionalismo, y que sus defensores son "millones, una vibrante y empecinada" mayoría.

A su juicio, "el constitucionalismo debe ser una política, no una emergencia", como lo fue, a su parecer, su defensa en los días posteriores al 1-O, que ha tildado de xenófobo.

También ha atendido a los periodistas, antes del comienzo del acto, el presidente del PPC, Alejandro Fernández, quien ha rememorado las manifestaciones a favor de la unidad de España de ese 2017 como "una demostración de que Cataluña no es uniforme".

En esas fechas se demostró "la unidad de los demócratas contra un proceso unilateral y absolutamente ilegal" y que existía una Cataluña hasta ese momento "silenciosa" y que demasiadas veces, ha dicho, es "silenciada".

Valls: "No existe un catalanismo moderado"

El presidente de BCN Canvi, Manuel Valls, ha dicho que, sin SCC, él no habría vuelto a Barcelona para defender el constitucionalismo frente al independentismo, que ha equiparado al Brexit, a los 'chalecos amarillos' franceses y las derechas de Brasil y Estados Unidos.

"No existe un catalanismo moderado" ni es posible ser nacionalista y de izquierdas, ha dicho, razón por la que no cree que ERC defienda ninguna de esas dos opciones políticas.

A continuación