Almeida levanta el veto en Madrid Central a los coches con pegatina C y al menos dos ocupantes

Esto se pondrá en marcha "en cuanto se modifique la ordenanza de Movilidad el semestre que viene".

O. Moya | Agencias

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha presentado este lunes junto a la vicealcaldesa Begoña Villacís su plan antipolución de la capital, Madrid 360, que contempla toda la ciudad.

En lo que se refiere a Madrid Central se mantiene intacto el perímetro pero podrán circular los coches con pegatina C si tienen dos o más ocupantes. Esto se pondrá en marcha "en cuanto se modifique la ordenanza de Movilidad el semestre que viene". La pegatina C se refiere a los turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014.

Este plan mantiene el área de bajas emisiones Madrid Central, pero ésta perderá este nombre y será denominado distrito Centro. Además, el Consistorio establecerá cinco anillos de actuación: Sol, el distrito centro, el interior de la M-30, el espacio entre la M-30 y la M-40, y el resto de Madrid.

El regidor madrileño ha asegurado que el impacto de la libre circulación de los coches C de "alta ocupación" será "neutro" en el conjunto de la ciudad o "incluso positivo" porque el coche compartido "va a sacar vehículos de la circulación" y porque a su juicio emiten "prácticamente lo mismo que los híbridos".

Los vehículos sin distintivo (A) tendrán la entrada prohibida, y tanto los B como los C "sólo podrán estacionar en aparcamientos".

Además, en Madrid Central, cuyo perímetro se mantiene intacto, otra de las medidas de calado es la equiparación de los comerciantes con los vecinos, que permitirá que estos profesionales, alrededor de 9.000, circulen y aparquen como si fuesen residentes.

El Consistorio también abaratará los aparcamientos públicos de titularidad municipal, donde se priorizará la rotación. En concreto podrán aparcar gratuitamente aunque por un tiempo determinado los coches eléctricos, se rebajará un 50% lo que pagan los ECO y un 10% el precio para los C.

Más medidas

El Ayuntamiento de Madrid vetará a los coches sin distintivo ambiental de los no residentes –los de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel previos a 2006– desde 2022 en toda la almendra central, mientras que desde 2023 no podrán circular por la M-30 y en 2024 en toda la ciudad.

La medida, que mantiene el horizonte del plan actual, supone además que en 2025 los coches sin distintivo ambiental estén fuera de la capital, también los de los residentes.

Dos nuevas líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) garantizarán la llegada al Centro de los madrileños. Serán gratuitas y cero emisiones vertebrando un eje norte-sur y otro este-oeste.

Nuevas líneas de EMT cero emisiones y gratuitas

Un primer eje unirá San Bernardo con Puerta de Toledo, mientras que un segundo "permitirá ir de Moncloa hasta la avenida de Felipe II" y recorrerá toda la Gran Vía. Por otra parte, habrá una tercera línea perimetral de bajas emisiones alrededor del distrito Centro. Esta sí será de pago.

Además Almeida ha prometido la renovación del cien por ciento de la flota de la EMT y se multiplicará por 10 el número de vehículos eléctricos. "Ahora hay 68, y queremos llegar a 450 autobuses eléctricos", ha apostillado a continuación.

Peatonalización de Sol

La peatonalización de la Puerta del Sol incluirá la peatonalización de "toda" la Carrera de San Jerónimo, ha anunciado este lunes el alcalde y ya se está estudiando la peatonalización de la calle Hortaleza.

En realidad se está estudiando peatonalizaciones en todos los distritos, y además también baraja el Consistorio la peatonalización completa de la calle Fuencarral, de Tribunal a Bilbao.

Así, el estudio preliminar de la peatonalización de Sol, que es susceptible de ser modificado, comprende el tramo entre Alcalá y Sevilla; el tramo de la calle Mayor de Sol hasta Esparteros, y la Carrera de San Jerónimo hasta la Plaza de Canalejas.

Se analizará el desvío o participación del recorrido de la línea 3 de EMT. Todo ello dentro de un "diseño urbano para dar mayor calidad de vida junto a la sostenibilidad, pero también con la garantía de que se puedan conciliar todos los intereses".

El alcalde madrileño acudirá a Bruselas "para explicar los pormenores de Madrid 360", un plan que según el regidor "persigue situar a Madrid en la vanguardia" pero que en la práctica mantiene la mayoría de medidas y el calendario contenido en el Plan A aprobado por la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, con el permiso a los C de alta ocupación como mayor novedad.

A continuación