Play

Bajada "histórica" de impuestos y libertad, principales ejes del proyecto de Ayuso en Madrid

La candidata habló en su discurso de investidura del colectivo homosexual y de la violencia contra las mujeres.

LD /Agencias

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha prometido este martes que cuando sea presidenta acometerá en la región "la mayor rebaja" de impuestos de la historia y "compensar la voracidad fiscal" del Gobierno central del PSOE.

Así lo ha expuesto Ayuso durante su discurso en la primera sesión del Pleno de su investidura, donde ha comenzado recordando que la Comunidad es la región que "más crece" y que los 'populares' han conseguido que los madrileños hagan de la Comunidad un lugar "atractivo donde vivir".

En los próximos cuatro años como presidenta ha señalado que llevará a cabo "la mayor rebaja fiscal" de la historia de la Comunidad de Madrid, bajará la tarifa autonómica del IRPF, reduciendo todos los tramos de la tarifa en medio punto, haciendo que se llegue a pagar hasta un 5,5 por ciento menos. También elevará el mínimo personal y familiar por descendientes y ahondará en las deducciones sobre este impuesto.

Además, su equipo garantizará a los nuevos autónomos una tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social durante dos años. El mismo tiempo que van a tener garantizada esa ayuda las mujeres autónomas que se reincorporen a su actividad tras la maternidad.

"Demandaremos del Gobierno central que no aumente los impuestos sobre las familias y las empresas. Pero, si finalmente lo hace, la Comunidad de Madrid se compromete a las rebajas de impuestos necesarias para compensar, en lo posible, la voracidad fiscal del gobierno socialista", ha lanzado.

También instarán al Gobierno de España a la puesta en marcha "urgente de un nuevo Sistema de Financiación Autonómica que corrija los actuales desequilibrios que perjudican a Madrid". En este punto. La futura presidenta madrileña ha asegurado que no pretende que su gobierno esté instalado en la "reivindicación", pero ha avisado al Gobierno central que "no esperen que Madrid sea tratada injustamente".

Ayuso se ha comprometido a "querer a España" con un gobierno "estable" y un "contrato" con diez retos basados en el "concepto básico de la libertad", en el que coinciden, como ha dicho, los tres partidos que van a permitir su investidura, PP, Ciudadanos y Vox.

Durante la primera sesión del pleno de investidura, Ayuso ha indicado que contempla "la acción de gobierno como la solución transversal a diez retos" y que las consejerías no van a ser "casillas estancas, ocupadas únicamente de lo que rece el título de su departamento" porque "será el esfuerzo común de todo el gobierno" lo que provea "el éxito".

Ayuso, ha hecho especial mención a los derechos LGTBI, uno de los principales escollos con Vox, que finalmente ha accedido a un acuerdo con los 'populares' donde no se hace referencia a ninguna derogación de normativa, tal y como planteaban los de la formación de Santiago Abascal al principio.

"Vamos a combatir la violencia contra niños y mayores, y el discurso del odio, en todas sus formas: como el antisemitismo, contra las personas por su orientación o identidad sexual y la xenofobia", ha indicado Ayuso, con la bancada de los doce diputados de Vox enfrente de su atril.

La candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid se ha comprometido este martes a "luchar contra el machismo y cualquier abuso o discriminación, no contra los hombres" y ha asegurado que "cualquier persona puede ser víctima de maltrato".

La candidata ha reiterado su compromiso de "tolerancia cero" contra la corrupción, una afirmación que los partidos de la izquierda (PSOE-M, Podemos y Más Madrid) han recibido con aplausos sarcásticos en el pleno de la Asamblea de Madrid.

A continuación