Pablo Iglesias achaca a la falta de "liderazgos" territoriales el resultado "muy malo" del 26-M

El partido consuma la salida de Echenique tras el desplome del partido en las autonómicas. Iglesias culpa a los territorios y al "lío" de las siglas.

LD/Agencias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado este sábado la falta de liderazgos como una de las causas principales de los "muy malos y muy decepcionantes" resultados en las elecciones autonómicas y municipales y ha fijado como gran tarea de Podemos su despliegue territorial.

Pablo Iglesias ha hecho esta reflexión en la intervención inicial ante el Consejo Ciudadano Estatal convocado tras el desplome de las elecciones del 26 de mayo, que ha ratificado la destitución de Pablo Echenique como secretario de Organización y su relevo por parte de Alberto Rodríguez.

En una votación sin votos en contra, la Ejecutiva del partido ha experimentado varios cambios entre los que destaca la sustitución de Echenique, que pasa a asumir la Acción de Gobierno, Acción Institucional y Programa.

Como portavoz parlamentaria continúa Irene Montero, mientras que Noelia Vera asume en solitario la portavocía del partido, cargo que antes compartía con Echenique. La nueva estructura ha sido respaldada con 42 votos a favor y seis abstenciones.

Los culpables, según Iglesias

El líder de Podemos ha comparado el desplome del 26M con el de las elecciones generales, donde, ha dicho, obtuvo "un resultado muy por encima de lo que cabía esperar". "En general hemos tenido rendimientos mucho peores en las municipales y autonómicas, y con las europeas no lo podemos comparar", ha dicho Pablo Iglesias.

Y ha subrayado ante los suyos que tiene la "sensación" de que "en este caso el papel de los liderazgos jugó un rol muy importante", como en su opinión avalan los resultados de José María González, Kichi, en Cádiz o los de Ada Colau en Barcelona. "El resultado de Kichi en Cádiz es espectacular", ha puesto en valor Pablo Iglesias.

A su juicio, toda la organización deberá abordar desde ahora sus "dificultades" para convertirse en un referente territorial, una tarea que, aunque no lo ha dicho, dependerá desde hoy del nuevo secretario de Organización de Podemos, el diputado canario Alberto Rodríguez.

El lío de las siglas

Otro de los problemas a los que ha aludido Pablo Iglesias y que ya quiso abordar el año pasado cuando pidió, sin éxito, que el nombre de Podemos estuviese en todas las papeletas electorales es la distinta nomenclatura con que concurre la formación en cada territorio.

"Somos especialistas en tener un nombre diferente en cada territorio", se ha quejado Pablo Iglesias, que ha ironizado sobre que en campaña electoral tenía que preguntar al llegar a una ciudad: "Compañeros, ¿cómo nos llamamos aquí?".

"Si esto nos ha generado confusión a nosotros, creo que es evidente que a muchos ciudadanos también", ha señalado Pablo Iglesias.

Echenique dice que no consiguió los "objetivos"

Entretanto, el hasta ahora secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha justificado su cese tras no haber conseguido "los objetivos que se habían planteado desde la secretaría". Echenique cree que tras la diferencia obtenida entre los resultados de las elecciones generales y autonómicas y municipales "hay trabajo por hacer", y considera que esta va a ser una de las principales tareas de la nueva Secretaría de Organización con Alberto Rodríguez al frente.

Así lo ha señalado en un encuentro con los medios durante la celebración del Consejo Ciudadano Estatal del partido, donde, no obstante, ha asegurado que sí que se han hecho algunas cosas bien, como mejorar los sistemas de votación del partido.

Sobre su sucesor al frente de la Secretaría de Organización, Echenique ha señalado que es una persona "no solo con unas capacidades muy altas para hacer un trabajo político y muy comprometida con las luchas sociales, sino que además es buena persona".

A continuación