Play

La Policía detiene a un yihadista que huyó de Marruecos para refugiarse en Barcelona

Formaba parte de una red de financiación yihadista a través de la delincuencia común. Era buscado desde septiembre de 2018.

J. Arias Borque

Agentes de la Policía Nacional han detenido en las últimas horas a un yihadista marroquí que estaba buscado por la justicia de su país desde hace meses. La operación ha tenido lugar en Santa Coloma de Gramanet, una localidad ubicada en el cinturón metropolitano de Barcelona, donde un equipo policial ha conseguido detectar y arrestar al fugado, al que se le imputan cargos de integración en organización terrorista y tráfico de drogas.

Identificado con las siglas M.E.M.J, de 30 años de edad, había escapado en su país de la operación policial marroquí que desarticuló la célula terrorista de la que formaba parte, que se dedicaba a financiar las actividades yihadistas obteniendo recursos económicos por medio de la comisión de delitos comunes y tráfico de estupefacientes. Luego el dinero era enviado, principalmente, a las zonas de Siria e Irak.

Los investigadores de la Comisaría General de Información tuvieron acceso a datos que les permitió confirmar que el ahora detenido había entrado de forma ilegal a nuestro país a finales del 2018. Es entonces cuando comenzaron a investigar cuál podría ser su paradero. Aunque M.E.M.J adoptaba en sus movimientos y comunicaciones numerosas medidas de seguridad para no ser detectado, los policías consiguieron seguir sus pasos y localizar el domicilio barcelonés en el que se escondía.

Fuentes policiales han confirmado que el detenido ya había estado en prisión en su país de origen por delitos relacionados del terrorismo, ya que había formado parte de una red dedicada al envío de combatientes para Estado Islámico y otras organizaciones similares de la zona de Siria e Irak. Él mismo había intentado ir hasta la zona para unirse a los combates, pero finalmente no llegó a hacerlo por causas que se desconocen.

A continuación