"Lo mejor que le podría ocurrir a Casado sería que en Madrid terminase gobernando la izquierda"

A vueltas con los pactos, con Madrid como protagonista.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Torra prueba con Oriol Pujol que podrá liberar a los presos del 1-O". Dice el editorial que "premiar con el tercer grado a golpistas condenados en firme constituiría una aberración jurídica". Nicolás Redondo Terreros recuerda a Ciudadanos, que anda un poco despistado, cuál es su papel en la política. "Ciudadanos tenía que decidir si se convertía en una repetición del PP, pero los resultados electorales ya les han dado la respuesta. Los de Rivera están llamados, por encima del respaldo que tengan en cada momento, a ser un factor vertebrador de la política española, en ocasiones apoyando al PP y en otras sosteniendo al PSOE. Es el papel más ingrato, el más complicado, pero imprescindible en nuestra política, debido a la influencia de los nacionalistas". De hecho ese era el discurso de Rivera antes de que se volviera loco y le diera por el no es no a diestro y siniestro. Ciudadanos "ha nacido, y en ello justamente reside su utilidad, para convencer, para razonar, porque para ser protagonistas de la política española están obligados a sustituir la emoción por la razón, los colores partidarios por los intereses generales. Necesitamos un partido que haga prescindibles en la política española a los nacionalismos y a los populismos y Cs no debería descuidar esa lógica y razonable pretensión de la sociedad española". Pues va en la dirección contraria. Como no libre a Sánchez de dependencias comunistas y separatistas que se vaya despidiendo, no lo volverá a votar ni Dios, que para partido de derechas ya está el PP.

El País aprovecha el lío de Madrid para reivindicar a Gabilondo y a Carmena. En contra de su costumbre de no editorializar nunca sobre la actualidad, hoy dice que "los primeros movimientos en torno a los pactos para decidir la alcaldía de Madrid y la presidencia de la Comunidad evidencian la existencia de alternativas que no exigen contar ni directa ni indirectamente con la ultraderecha". ¿Y con la ultraizquierda? "La posición determinante en la capital será la que adopte Ciudadanos, abriéndose a posibles pactos con el Partido Socialista o intentando repetir la fórmula andaluza. En contra de esta última alternativa juega, sin duda, la negativa de la ultraderecha a prestar de nuevo sus concejales y diputados autonómicos sin participar en las negociaciones y sin formar parte de los respectivos ejecutivos", que hagan de felpudo, vaya. "Pero existe ademas una razón de principio, que debería pasar por delante de los movimientos tácticos: no fragilizar el sistema constitucional incorporando a partidos que lo rechazan". Puf, entonces habría que vaciar el Congreso. Bildu, ERC, los puigdemones, Podemos… Ciudadanos "está en condiciones de obtener las mismas cuotas de poder que le ofrecería la fórmula adoptada en Andalucía marchando en la dirección contraria", tienta a Rivera.

ABC cuenta que "Ferráz avala al PSN para pactar con los nacionalistas en Navarra". ¿Y estos son los que rasgan las vestiduras por los pactos con Vox? Hay que tener cara dura. Carlos Herrera cree que es por la amenaza del PNV de no apoyar a Sánchez, por lo que plantea una pregunta: "¿Habrían los constitucionalistas de apoyar la investidura de Sánchez para evitar que se forme en Navarra un gobierno entreguista?". A ver si Rivera recupera el juicio, que se le llena la boca con España y la Constitución pero luego sólo le importa él mismo. Ignacio Camacho ve el lío de Madrid desde una perspectiva diferente. "Lo mejor que le podría ocurrir a Pablo Casado sería que en Madrid terminase gobernando la izquierda. A corto plazo significaría una catástrofe; a largo, la oportunidad cierta de reunificar bajo su liderazgo al centro derecha… no le harán a Casado ese regalo". Para mí que a Casado no le mola nada ese regalo. Largo plazo, dice. ¿Quién sabe lo que pasará a largo plazo?

La Razón dice que Casado ni se lo plantea. "El PP marca la línea roja: todo menos ceder Madrid". Cuenta Carmen Morodo que Ciudadanos está en callejón sin salida. "Una parte de su electorado no entendería que facilitara gobiernos de izquierda, pero otra parte tampoco comprendería que se alíen con Vox". Ciudadanos tiene que elegir, esta situación es insostenible. "Alguien tendrá que ceder, pero en este punto inicial sí parece claro que si los de Rivera insisten en hacer como que Vox no existe en lo que están es en buscar una alternativa que deje al PP fuera del poder". Menudo marrón que tiene Ciudadanos. Tendrá que decidir tarde o temprano qué quiere hacer con Vox.

A continuación