La cúpula de Podemos avisa a Sánchez de que la coalición es "la única salida"

El partido de Pablo Iglesias cree que su batacazo no condiciona la coalición de gobierno: "Son dos resultados completamente diferentes".

Alicia González

Podemos no está dispuesto a dar su brazo a torcer e insiste: la única opción posible para lograr su apoyo pasa por un gobierno de coalición con el Partido Socialista.

Ahora, tras el batacazo en las elecciones municipales y autonómicas del 26-M, la estrategia cambia aunque el fin es el mismo: entrar en el gobierno. Desde la formación morada se siguen considerando indispensables y piden formar parte de un gobierno conjunto con "la humildad que les corresponde".

Así las cosas, a pesar del mal resultado que han cosechado, fuentes de la formación morada se han quejado a EFE de que el camino que ha elegido el PSOE de "humillación y desprecio" no es el más adecuado pero aseguran que aguantarán porque "la única salida es un gobierno de coalición". Es decir, o entran en el gobierno o habrá nuevas elecciones.

Para esta nueva fase de la negociación, desde Podemos insisten ahora en intentar desligar los resultados de las elecciones generales de los del pasado domingo. "No queremos que se cambie el resultado del 28 de abril por lo que pasó este domingo", ha subrayado Noelia Vera, portavoz adjunta de Podemos, este jueves en Telecinco. Todo después de que durante la campaña electoral de las autonómicas y municipales el argumento fuera, precisamente, el contrario. Su pretensión era ser clave en los territorios para forzar la negociación de su ansiado gobierno de coalición con Pedro Sánchez.

La culpa, de los territorios

Mientras, siguen buscando una posible explicación a su batacazo electoral del pasado domingo y parece que ha encontrado a un presunto culpable: los territorios. Es, al menos, la idea que desde el miércoles llevan trasladado varios miembros de la formación morada. El primero en poner este argumento encima de la mesa fue Juan Carlos Monedero durante la entrevista que hizo este miércoles a Pablo Iglesias.

Según el fundador de Podemos, Iglesias "aguantó bien en las elecciones" y fueron los territorios los que "no aguantaron". A su juicio, la vuelta de Iglesias de la baja de paternidad supuso un aumento de la formación en las encuestas. También consideró que la actuación del líder de Podemos en los debates "relanzó" al partido. "Aunque te quieran echar la culpa, los que no han aguantado han sido los territorios", le dijo Monedero a Iglesias.

Y aunque Iglesias le respondió asegurando que él sí tenía responsabilidad como secretario general que es, Noelia Vera ha repetido este jueves el argumento de Monedero aunque con otras palabras. Cree que ahora lo que tendrán que ver es "por qué en las elecciones estatales hemos sacado el doble o el triple de media que lo que hemos sacado en los territorios".

¿Más España?

Pero los problemas no cesan para Pablo Iglesias. El otro frente que tiene abierto el líder de Podemos tiene nombre propio: Íñigo Errejón. El que fuera uno de los fundadores de la formación morada, ha conseguido desbancarles en Madrid dejando a Podemos con ocho diputados en la Asamblea frente a los 20 que ha conseguido Más Madrid, la plataforma creada junto a Manuela Carmena.

Y aunque no es algo que vaya a ser inmediato, Errejón no aparca la idea de hacerse fuerte por toda España, como ya avanzó Libertad Digital, aunque con una fórmula diferente que no implicaría necesariamente cambiar el nombre de la formación. "Lo que sería revolucionario es crear una alternativa política que no se tenga que extender por España sino entenderse con otros", ha explicado este jueves en la Cadena Ser. Eso sí, ahora quiere centrarse en consolidar la marca en la región madrileña. "Hay que construir Más Madrid que ha conseguido un caudal de votos importante", ha señalado.

A continuación