Valls se ofrece a Colau y al PSC para arrebatar Barcelona a ERC

El ex primer ministro francés anuncia que está dispuesto a facilitar sin condiciones que repita la alcaldesa o sea alcalde el candidato del PSC.

Pablo Planas (Barcelona)

El candidato avalado por Ciudadanos en Barcelona, Manuel Valls, ha sido el primero en mover ficha en el complejo tablero municipal. Aferrado a la teoría del mal menor, está dispuesto a facilitar sin condiciones de ningún tipo que gobierne Ada Colau con el PSC o el candidato del PSC con los comunes de Colau. Lo que haga falta, según Valls, con tal de que Barcelona no quede en manos de ERC y Ernest Maragall. El empate a diez concejales entre Maragall y Colau abre varios escenarios. Colau podría retener la alcaldía con el apoyo de los ocho ediles del PSC y los seis de Valls-Ciudadanos. O incluso con Valls y los otros dos concejales que no son del partido naranja. La mayoría está en 21 y Junts per Catalunya (JxCat) cayó a cinco concejales. Los dos del PP están pendientes del recuento oficial. Caso de perderlos, pasarían a ERC y el PSC.

Apoyo gratis

En ese contexto, Valls ha declarado que "la política consiste muchas veces en tomar la decisión menos mala" y ha matizado que no pretende pactar con Colau y Jaume Collboni, el candidato socialista, sino de hacer todo lo posible para que no haya un alcalde independentista. "No pido entrar en negociaciones ni nada por el estilo, se trata de principios, de ética y de responsabilidad", ha insistido para alertar del riesgo de que la capital de Cataluña asuma la agenda separatista del candidato de ERC, que se impuso a Colau por cinco mil votos.

Maragall trata de llegar a un acuerdo con Colau. En esa dirección presionan también las bases de la alcaldesa, que rechazan beneficiarse del gesto de Valls y reniegan de cualquier entente con el ex primer ministro francés.

A continuación