Play

Máxima inseguridad en la Barcelona de Colau por las batallas campales de camellos y lateros

La degradación en el casco antiguo va en aumento con peleas a plena luz del día por el control de las zonas de venta.

Pablo Planas (Barcelona)

Barcelona está fuera de control. Las calles del casco antiguo, la Barceloneta y las Ramblas se han convertido en el escenario cotidiano de batallas campales a martillazos entre lateros y entre traficantes de droga, a veces a plena luz del día. La inseguridad aumenta a pasos agigantados por el Raval y la Ciutat Vella ante la impotencia de la Guardia Urbana, despreciada por la alcaldesa Ada Colau.

Tal es la degradación que la primera edil se acaba de dar cuenta a tres semanas de las elecciones municipales y acusa a la Generalidad de haber abandonado la ciudad a su suerte. Son los lamentos oficiales tras haber defendido la venta ambulante y permitido que bandas de traficantes ocuparan pisos vacíos para convertirlos en narcopisos. La heroína ha vuelto con fuerza a las calles de la capital catalana.

El sindicato Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif), mayoritario en la Guardia Urbana, responsabiliza a la alcaldesa y a su fracasado "modelo" policial. Según los agentes de este sindicato, "Colau ha dado pie al caos por falta de autoridad".

A modo de ejemplo, la recopilación de escenas cotidianas en la Barcelona de Colau en las últimas 72 horas, peleas con latas, palos, martillos y hasta muletas para marcar territorio y controlar las zonas de venta de narcóticos. Son imágenes de gran crudeza grabadas por vecinos hartos de no encontrar la más mínima respuesta por parte de la administración municipal.

A continuación