Un molesto Pablo Casado niega que haya hecho una "purga" en el PP

El líder del PP cree que "no tiene sentido" hablar de deriva en el seno de la formación tras la renovación de las listas.

Alicia González

A pesar de que la renovación de los cabeza de lista del Partido Popular para el Congreso ha sido prácticamente completa, su líder Pablo Casado, insiste en que la transición entre el viejo y el nuevo PP se ha hecho de una manera tranquila y sin sobresaltos. "No me consta la deriva", ha respondido este lunes al ser preguntado por las críticas internas antes de visitar la Fundación Gil Gayarre en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Molesto, el presidente del PP ha señalado que "sobre la deriva deberían preguntarle a los partidos que hacen pucherazos, a las formaciones que alientan el transfuguismo o a los que han hecho una auténtica purga en sus listas electorales como han declarado alguno de los líderes territoriales del PSOE. Eso no ha pasado en el Partido Popular".

Sin embargo, casi el 80% de los nombres son nuevos y no hay rastro de los que apoyaron a la exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en el último congreso popular. Muy sonadas han sido las ausencias del excoordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, o del exportavoz parlamentario, Carlos Floriano.

Precisamente a ellos se ha dirigido Pablo Casado, aunque sin nombrarlos, para hacerles un reproche: "Solo he visto dos nombres que han pasado de ser diputados a encabezar la candidatura al Senado. Si eso es criticable… encabezar un Senado que es fundamental para aplicar, además, el artículo 155 en Cataluña" y ha criticado que en ocasiones se difundan informaciones que no son verdad.

Así, el líder del Partido Popular ha pedido tranquilidad en las filas de la formación: "Todo el mundo tiene y ha tenido su sitio". Además, ha recordado que aún quedan más de 300 candidatos por nombrar y que las listas para el Senado y para el Parlamento Europeo no están cerradas. "Que se hagan juicios de valor cuando no están las listas cerradas me sorprende", ha sentenciado.

Sobre los que han abandonado la política activa, Casado ha señalado que "lo han hecho libremente y a mi pesar porque habrían sido excelentes candidatos". Es el caso de la exministra del Empleo, Fátima Báñez, que la semana pasada anunció su marcha. El presidente del PP ha añadido que todos los que se han marchado se lo han comunicado de "forma cariñosa y generosa", que tienen "la puerta abierta" y que en la medida de lo posible "van a participar en campaña".

A continuación