Vox y sus votantes, sometidos a tortura: aténganse a las consecuencias

Aumenta la presión sobre Vox para que sucumba al voto útil con advertencias apocalípticas. Abascal, de momento resiste y no hace ni caso.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Casado pide a Vox que no se presente en 28 provincias". Y claro, Vox le ha respondido (no sé si por Twitter, Facebook, Wasap o Istagram) que se vaya al carajo, que no se presente él. Francisco Rosell apoya la propuesta de Casado, ya que "los efectos de nuestro sistema electoral pueden provocar distorsiones en la representatividad". "Tiene coherencia la reflexión de Pablo Casado sobre la necesidad de concentrar el voto del centro derecha para que el PSOE de Pedro Sánchez no se vea favorecido por la dispersión de las papeletas en las provincias donde Vox y Ciudadanos no tienen ni la implantación suficiente territorial ni expectativas electorales. En esos casos, los votos se perderían". A saber. Que le pregunten a Podemos cómo le fue cuando forzó repetir elecciones para ir con IU y absorber sus votos. "Hace bien Casado en abrir este debate para que todas las formaciones actúen con responsabilidad". Este debate lleva abierto hace tiempo. A Rajoy se le planteó varias veces cuando tenía mayoría absoluta que cambiara la ley electoral y dijo que ni hablar, que estas son las reglas del juego. Emilia Landaluce apela a la sesera de los votantes. "A muchos el cuerpo les pide apostar por la formación de Abascal pero en la cabeza retumban dos conceptos en los que insiste toda la prensa conservadora: el voto útil y en lo perjudicial que sería regalar al PSOE la mayoría del Senado. En este sentido Pablo Casado está siendo inteligente". Ay, Emilia, el corazón tiene razones que la razón no entiende. David Gistau se hace un autoelogio por su independencia. En tiempos en que la política "contamina al periodismo" y algunos "cultivan la adhesión ciega a unas siglas" aún quedan profesionales como él, inmunes a cualquier contaminación, inmutables ante el ambiente. "Ya nadie cree al periodista que trata de trabajar sin sentirse obligado a servir a un partido", lloriquea. En concreto se refiere al pucherazo en Ciudadanos. "Expresar preocupación por esto lo convierte a uno en parte de una conspiración del PP que estaría dando a oler a sus mastines la camiseta de un ser infalible y providencial llamado Rivera cuya liquidación ha sido ordenada". Pues en esa conspiración debe estar la práctica totalidad de los periodistas, porque ese disparate lo ha criticado todo el mundo, con algunas matizaciones sobre la reacción de Ciudadanos.

El País abre a todo trapo: "La ONU pide medidas urgentes ante el desastre medioambiental". En fin. El editorial abronca a Torra por negarse a quitar la propaganda lazi. "Recordar al máximo represente del Estado en Cataluña que su deber es cumplir y hacer cumplir la ley podría ser ocioso cuando el único programa político de los independentistas es desafiarla". Pues sí, es una pérdida de tiempo. Se han pasado por el forro las órdenes de todos los tribunales, incluido el Constitucional, y van a obedecer a la Junta Electoral. Los indepes buscan "solo el conflicto por el conflicto y la parálisis por la parálisis, a ver si de este modo consiguen que prenda el odio por el odio". Prueba superada. Y hoy el cronista del juicio del procés, Xavier Vidal Folch, dicta sentencia. "Un sector policial propinó el 1-O palizas a abuelitos y tietes, innecesarias e injustificadas aunque hubieran sido miserablemente usados como escudos humanos de la Nació". Abuelitos y tietes, ya le vale. Muy mal tiene que ver el juicio para perder los papeles de esta manera.

ABC abre con la tesis de Sánchez. "Un engaño tras otro". El editorial también va en la línea de presionar a Vox. "La principal ventaja electoral con la que parte el PSOE es, sin duda, la fragmentación del voto que padece el centro-derecha (…) El surgimiento de Vox hace peligrar la consecución de una veintena de escaños" y por eso "Pablo Casado pidió ayer a Vox que no se presente en las provincias menos pobladas". Rubido entiende el corte de mangas de Abascal. "Aunque el diagnóstico del PP es correcto, la estrategia seguida en este caso no ha sido acertada", hay que ser más discreto, hombre. Isabel San Sebastián se lanza directamente a por los votantes. "Allá cada cual con su conciencia y prioridades. Vote usted, querido lector, a quien prefiera, pero tenga bien presente la repercusión de su decisión (…) Es la hora de la patria y el patriotismo se demuestra con hechos". Madre, qué responsabilidad tan grande. La patria en manos de sorianos, palentinos, turolenses. Pobres, no me gustaría estar en su pellejo.

La Razón, pues lo mismo. "Efecto Álava: más del 50% de los votos de Vox favorecerá a Sánchez". Pero Marhuenda no se queda ahí y da una vueltecita más al potro de tortura. "En el País Vasco la división de la derecha restaría diputados al PP en favor de Podemos y Bildu". ¡Bildu! Esto ya es demasiado. Por cierto, ¿en el País Vasco alguien vota a Vox? El editorial responsabiliza directamente a Abascal del futuro de España. "Abascal sabe lo que se juega España". "La fragmentación de los partidos del centro derecha acabará por favorecer en el reparto de escaños al PSOE, a nivel nacional, y a las formaciones nacionalistas". "Mas de la mitad de los sufragios que los últimos sondeos atribuyen a Santiago Abascal no solo no tendrían aprovechamiento alguno, sino que acabarían por dar la mayoría al PSOE". Son pesaditos, ¿eh? ¿Piensan estar así hasta el 28 de abril? Marhuenda emplaza directamente a los electores para que "actúen en consecuencia", pero eso sí, "la mayor responsabilidad de un resultado electoral que acabara reeditando un Gobierno de Pedro Sánchez, nacionalistas, proetarras y radicales de izquierda correspondería a Santiago Abascal". Que lo sepas, Santiago. Si se rompe España será culpa tuya. Y de tus votantes. Tras la de cal, viene la de arena, la persuasión por las buenas. "Solo en un Gobierno del PP encontraría Santiago Abascal un interlocutor" que le invite a tomar el té, porque si ganan los malos les espera "la demonización y la exclusión" que les extenderá un "cordón sanitario". El infierno, en definitiva. Jo, Abascal, si no te mueres de miedo es que eres un machote.

En La Vanguardia leo un titular que llama a la movilización. "ANC y Omnium fletan centenares de autocares para protestar en Madrid". ¡Que vienen los indepes, banderas a los balcones!

A continuación