Rita Maestre confunde los iconos de WhatsApp al tratar de justificar la campaña del Ayuntamiento por el 8-M

"La campaña está basada en algunos símbolos de sentido común, que casi todos utilizamos habitualmente como iconos en WhatsApp", dijo Rita Maestre.

Olivia Moya

"Las mujeres de este equipo de Gobierno mañana haremos huelga. Nos sumaremos no sólo a las muchas concentraciones, eventos y manifestaciones que se van a producir en nuestra ciudad sino también a ese paro laboral y de cuidados al que estamos llamadas todas las mujeres –y también, los hombres– porque creemos que es un día importante para las mujeres". De esta manera comenzó Rita Maestre este jueves la rueda de prensa habitual tras la junta de Gobierno.

Pero fue en las preguntas cuando la portavoz del Ejecutivo de Manuela Carmena trató de justificar una de las imágenes que el Ayuntamiento ha aprobado de cara a este viernes 8 de marzo. En una de ellas –que además la cuenta oficial del Consistorio en Twitter ya ha colocado en su portada– aparecen dos puños levantados.

Así las cosas, siendo ésta una campaña institucional, el portavoz municipal del PP ya ha exigido a la alcaldesa su retirada.

"La campaña es bastante comprensible. Yo creo que la ha entendido toda la ciudad. Está basada en algunos símbolos de sentido común, que casi todos utilizamos habitualmente como iconos en WhatsApp. Por eso se utiliza el símbolo de la suerte (dedos cruzados) o el símbolo de la mano levantada (esperar) o el símbolo del puño, que no es otra cosa que la señal de la fuerza", espetó Maestre a la prensa.

En realidad, el icono que WhatsApp utiliza para representar "fuerza" es una imagen llamada "biceps flexionado", que recuerda a la famosa ilustración Rosie la Remachadora (Rosie the Riveter, en inglés), que se ha convertido en icono feminista. Pues bien, el Ayuntamiento gobernado por Ahora Madrid prefirió utilizar el icono del puño cerrado (con claros tintes políticos) en vez de éste, que es el que representa realmente a la fuerza.

rosie-riveter-remachadora-we-can-do-it.j

"No sólo es una campaña comprensible sino que ha sido entusiastamente recibida por muchísima gente de la ciudad de Madrid". Según Rita Maestre, "es una campaña que remarca que lo que le queda a esta ciudad y a este país son muchos años y muchas buenas noticias por parte del movimiento de las mujeres y la lucha por la igualdad".

A continuación