Borrell, el "candidato natural" para las europeas, sigue deshojando la margarita

El ministro de Exteriores quiere ser comisario pero la posibilidad de que Sánchez no revalide mandato pospone su decisión. Ferraz, a la espera.

Ketty Garat

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, es "candidato natural" a las elecciones europeas a juicio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que lleva casi cuatro meses intentando convencerle de que sea cabeza de lista. Pero Borrell "no se ve como europarlamentario" ni sentado cuatro años como "portavoz de la delegación socialista" junto a la actual responsable, Iratxe García.

Quien fuera presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007 aspira a algo más. Borrell quiere ser comisario europeo y el nuevo calendario electoral elegido por Pedro Sánchez podría dejarle con las ganas. Los nombres de los candidatos comisarios se mandan a Bruselas el próximo mes de septiembre a propuesta del nuevo Gobierno que, a día de hoy, podría estar tanto en manos de Pedro Sánchez como del líder del PP, Pablo Casado.

Es el motivo por el que, según las fuentes socialistas consultadas por Libertad Digital, Borrell mide mucho sus pasos y sigue deshojando la margarita sobre un puesto que Sánchez le ha ofrecido formalmente pero que él todavía no termina de aceptar. Ya el pasado mes de noviembre, el Gobierno llegó a filtrar la información al diario El País, en un claro intento por presionar a su titular de Exteriores para que aceptara. Pero no lo hizo.

"Aún hay tiempo", dicen estas fuentes, porque la candidatura europea tiene que ser ratificada por el Comité Federal el próximo 17 de marzo. Quedan poco más de tres semanas y Ferraz empieza a inquietarse, sobre todo porque la precampaña ya ha empezado a rodar. Este viernes 22 y sábado 23 de febrero se celebra en Madrid el Congreso del Partido Socialista Europeo al que asiste el candidato a presidir el PES, el holandés Frans Timmermans, y en el que intervendrá el presidente Sánchez.

Según fuentes socialistas, también está prevista la intervención de Borrell junto a la vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, en la víspera, pero "la agenda podría cambiar si se conocieran noticias sobre la candidatura". Las esperanzas de la dirección del PSOE estaban en que Borrell pudiera aceptar esta semana, presionado por esta convocatoria del más alto nivel del socialismo europeo, y así proyectar su nombramiento con la intervención de Borrell, junto a Sánchez y Timmermans.

Pero en rueda de prensa este lunes, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, dio por perdida esta posibilidad: "No es necesario que nosotros concurramos a ese evento con un cabeza de lista y no lo tendremos obviamente para esa ocasión. Y no le puedo anticipar quién será el cabeza de lista para las europeas". Preguntado por Libertad Digital, reconoció que la pelota está en el tejado del titular de Exteriores y que él tiene la última palabra: "Ya iremos definiendo la candidatura. Borrell sigue trabajando como ministro, depende también de su disposición".

Fuentes socialistas consultadas por LD dan por hecho que acabará aceptando porque "siempre ha sido la opción" de Sánchez que aceptaría la voluntad de Borrell de seguir los pasos de popular, Miguel Arias-Cañete: primero ser candidato a las europeas y después ser propuesto a comisario. Pero con el escenario incierto que pronostican los sondeos, los planes de Borrell podrían irse al traste y sus deseos en ningún caso pasan por "quedar relegado a ser portavoz socialista" en el Parlamento Europeo.

Irán en las listas "los ministros que quieran"

Las mismas fuentes aseguran que "todos los ministros que quieran irán en las listas" electorales a las elecciones generales del 28-A que tendrán un alto nivel de renovación porque no serán impuestas por los barones que hace cuatro años se aprovecharon de la debilidad de Pedro Sánchez. Esta vez se impondrá el criterio sanchista y sus fieles desbancarán a los críticos como ya ha empezado a ocurrir con los ceses de Soraya Rodríguez y José María Barreda en el Consejo de Europa y la Diputación Permanente respectivamente.

Sin duda los pilares de Pedro Sánchez ocuparán los números uno de los territorios clave: su ministro de Fomento y director de campaña, José Luis Ábalos, lo será por Valencia; la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, por Barcelona; la ministra emergente, María Jesús Montero, por Sevilla; o su colega de Trabajo, Magdalena Valerio, por Guadalajara. Este martes el propio Pedro Sánchez dará a conocer su nuevo lema de campaña tras la reunión que mantendrá con los secretarios de Organización de los territorios. Ferraz asegura que detectan una alta movilización en todos los territorios que presagia buenos datos de cara a las elecciones del 28 de abril.

A continuación