Los médicos andaluces de atención primaria cobran 1.231 euros menos al mes que los vascos

Un estudio señala las diferencias entre los sueldos que están cobrando los médicos de atención primaria en las distintas comunidades autónomas.

Pedro de Tena

La Organización Médica Colegial de España (OMC) ha desvelado en un estudio que los médicos andaluces de atención primaria están muy perjudicados salarialmente en comparación con otros médicos en otras comunidades autónomas. La Razón aporta un dato decisivo: los médicos vascos cobran 1.231 euros brutos más al mes que los andaluces, lo que da una idea de la amplitud del presupuesto vasco frente al andaluz y, en otra medida, de la gestión sanitaria en una y otra región.

Mientras los médicos andaluces cobran 2.452 euros brutos al mes de media, los facultativos vascos de atención primaria, clasificados en la categoría de tipo 1 cobran 3.808 euros. Es más, estos médicos, considerados el escalafón más bajo de la carrera profesional, que inician su actividad como interinos eventuales o sustitutos, tienen reconocido un trienio, sin carrera profesional retribuida y sin dedicación exclusiva al servicio de salud, cobran por debajo de la media nacional que se sitúa en 3.342 euros.

Si se estudia la retribución neta, los médicos andaluces cobran 1.940 euros al mes, una cantidad 500 euros inferior a la media nacional: 2.449 euros. Si el cómputo es anual los médicos andaluces de atención primaria son los que menos cobran de España. La retribución neta ascendió a 25.651 euros –frente a los 32.460 euros de media– y la bruta a 33.804 –frente a los 43.956 euros de media.

Ya el Sindicato Médico andaluz denunció en 2018 que la situación de los médicos andaluces de otras categorías es parecida. Por ejemplo, en la categoría de médico tipo 2, interino, con un trienio, sin nivel de carrera profesional, pero con dedicación exclusiva, un médico andaluz cobraba el año pasado 2.293 euros netos mensuales, mientras que el País Vasco les paga 2.630, Murcia 2.536 y Aragón 2.468.

Si reparamos en los médicos del tipo 3, con dedicación exclusiva, cinco trienios y segundo nivel de carrera profesional (al que se accede a los cinco años de haber obtenido el primero o de diez años desde que se empezó a trabajar), el Servicio Andaluz de Salud les paga 2.700. euros; Ceuta y Melilla 4.141 euros; País Vasco 3.127 euros, Aragón 2.943 euros y Valencia 2.860.

Hay otra categoría, los médicos del tipo 4, con al menos diez trienios, cuarto nivel de carrera profesional y dedicación exclusiva, que en Andalucía cobran 3.103 euros, cuando la media española es de 3.239 euros. Ceuta y Melilla les pagan 4.891 euros, mientras que País Vasco les abona mensualmente un salario neto de 3.549 euros.

Menos médicos activos

Andalucía es la cuarta por la cola en número de médicos activos por cada 100.000 habitantes, con 424 facultativos en datos de 2017. Puestos a cifrar con más claridad, podemos decir que en Andalucía hay 4,24 médicos por cada mil habitantes, por debajo de la media española que está en 4,76 y muy alejados de las cuatro primeras autonomías españolas – Navarra, Cantabria, Madrid y País Vasco -, que superan con mucho los 5 médicos por cada mil habitantes.

La Organización Médica Colegial en un informe global añade que en el terreno de los especialistas, la situación andaluza es aún peor puesto que sólo tiene 1,54 especialistas por cada 1.000 habitantes estando en la penúltima posición de toda España e igualmente por debajo de la media nacional. Por el contrario, Navarra, Asturias, Cantabria, País Vasco y Madrid superan los 2 médicos especialistas por cada 1.000 habitantes.

A pesar de los discursos feministas radicales del ex gobierno socialista, Andalucía está a la cola del porcentaje de médicas sobre el total de los facultativos. Por poner un ejemplo lacerante, en la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP desde hace años, el porcentaje de mujeres médicos se acerca al 60 por ciento mientras que en Andalucía ese porcentaje apenas supera el 48 por ciento, esto es, diez puntos porcentuales menos.

Aunque España es el segundo país del mundo en número de facultades de Medicina, que se podrían cifrar en 2018 en 46, ninguna de las andaluzas cuenta con el reconocimiento suficiente, que se limita a cuatro facultades de Cataluña y Madrid y una de Navarra.

A continuación