Valencia da marcha atrás en la prohibición de incinerar a obesos: "No supone un riesgo para la salud"

Tras la polémica, la consejería de Sanidad retirará de la futura normativa sobre cremación la mención a los obesos.

LD/Agencias

Finalmente, la Consejería de Sanidad valenciana eliminará el apartado sobre personas con obesidad mórbida de la futura orden sobre hornos crematorios. La normativa, en periodo de alegaciones, recogía la prohibición de la incineración de obesos así como de cadáveres que hayan recibido tratamientos contra el cáncer mediante inserción de agujas radiactivas. También establecía prohibiciones sobre la indumentaria de los cuerpos.

La justificación oficial de la prohibición de la incineración de personas con obesidad mórbida era que incinerar un cuerpo de este volumen "necesita una cantidad muy elevada de combustible", lo que conlleva un aumento "considerable de contaminación sobrepasando el umbral de lo permitido".

Sin embargo, la Consejería de Sanidad ha indicado ahora en un comunicado que la dirección general de Salud Pública eliminará este apartado porque "si bien es cierto que la cremación de personas con obesidad mórbida puede generar problemas técnicos y requerir necesidades especiales en el proceso (relacionadas con el volumen de las instalaciones y los sistemas de evacuación de las emisiones), estas circunstancias no atañen a las condiciones sanitarias exigibles a las instalaciones ni suponen un riesgo diferenciado para la salud pública en los términos que trata la orden".

Desde el departamento subrayan que el texto del proyecto se encuentra sometido actualmente al proceso de consulta pública y se ha sometido a una "exhaustiva" revisión de los antecedentes, normativa, requisitos técnicos y sanitarios en el entorno y en otros países para este tipo de instalaciones.

A continuación