La hipocresía de PSOE, PP y Podemos: de querer acabar con el 'cambalache' a repartirse el CGPJ

Los tres partidos participantes en el acuerdo prometieron en su día cambiar el sistema para evitar "mercadeos" políticos. 

Libertad Digital

Los tres partidos protagonistas de la renovación del CGPJ criticaron en su día el reparto entre partidos de los miembros del poder judicial. Desde el propio Pedro Sánchez hasta Podemos, que ahora entra en el acuerdo, todos apostaron por reformar la forma en que se elige a los miembros del poder judicial.

Con este asunto, el presidente del Gobierno ha vuelto a desdecirse. "Mi compromiso: regenerar la vida democrática es hacer un CGPJ verdaderamente independiente del Gobierno", escribió Sánchez en Twitter el 9 de diciembre de 2014, un apunte que ha vuelto a circular en el día en el que ha trascendido un acuerdo que lleva fraguándose cuatro meses.

No ha sido la única vez en que se ha pronunciado en este sentido: en una entrevista en Telecinco concedida dos días después, abogó por cambiar el sistema de elección de los miembros del CGPJ porque "no puede seguir negociándose entre los partidos políticos". En dicha entrevista, recuerdaEuropa Press, Sánchez prometió que trataría de reformar la institución a su llegada al poder para "despolitizarla". Dicha promesa acabó recogida en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Ciudadanos, firmado dos años después.

La ministra de Justicia y la encargada de la negociación por parte del PSOE, Dolores Delgado, también se comprometió al llegar al cargo a implantar un nuevo procedimiento. En una comparecencia en el Congreso del pasado 11 de julio, denunció una "falta de transparencia en la designación de los vocales del CGPJ".

Sostuvo que era necesario cambiar de "inmediato" determinadas cuestiones y afirmó: "Es insoportable para una democracia ese mercadeo de segundo grado en el que se ponen en juego no los intereses del servicio público y de la sociedad, sino los intereses particulares y corporativos, que a veces son espurios". Abogó, informa Efe, por reformar "con seriedad" el proceso de elección de los vocales del Consejo y de introducir elementos de protección, objetividad y transparencia. Planteó mecanismos de valoración efectiva de méritos, con la presentación de un proyecto público y accesible para la ciudadanía y una comparecencia parlamentaria para defenderlo.

El PP, el otro partido protagonista del acuerdo, también llevaba la promesa en su programa de 2016. En concreto, apostaban por promover "un acuerdo de todas las fuerzas políticas que garantice la independencia del Consejo General del Poder Judicial, reforzando sus labores como gobierno de los jueces y buscando criterios objetivos para la elección de sus miembros". La promesa llegaba después de que en la anterior legislatura, el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón anunciara cambios en el sistema de elección de los vocales para acabar con la "politización" de la justicia, con una división de poderes "vulnerada por la lucha partidista".

El nuevo actor del acuerdo del CGPJ, Podemos, también llevaba en su programa la promesa de cambiar la forma de elegir a los vocales, informa Miriam Muro:

Establecer la elección directa por parte de la ciudadanía de los quince miembros del CGPJ, quienes serán elegidos entre jueces y magistrados, fiscales, secretarios judiciales y juristas de reconocido prestigio con al menos diez años de experiencia profesional y que, asimismo, hayan sido avalados por asociaciones, sindicatos o plataformas ciudadanas.

Este lunes, su portavoz Noelia Vera ha alegado que se saltarán su promesa por una "cuestión de responsabilidad". Dice que tienen que "participar de todos los órganos institucionales que haya en este país para que las cosas que estamos criticando dejen de pasar".

A continuación