Un gesto más de Sánchez a los independentistas: cede la lengua y un "sistema educativo propio" a Cataluña

Filtra su intención de reformar la LOMCE para que sean las CCAA quienes fijen las horas lectivas de castellano. Euforia en el independentismo.

Ketty Garat | Esmeralda Ruiz

No han funcionado las cesiones en la vía judicial por lo que el Gobierno explora ahora una nueva vía para lograr el apoyo de los independentistas de ERC y PDeCAT a sus PGE. Casi de tapadillo, el Ejecutivo ha filtrado este viernes, día festivo en Madrid, un borrador del decreto de reforma de la LOMCE que aprobó el exministro de Educación, José Ignacio Wert, en la anterior legislatura. Una reforma en la que se eliminan las reválidas, la obligatoriedad de la asignatura de Religión y se recuperan aspectos fundamentales de la Ley Orgánica de Educación aprobada por el gobierno socialista en 2006, la LOE.

Pero sin duda el aspecto fundamental que incluye el documento "Propuestas para la modificación de la Ley Orgánica de Educación" publicado por el diario El País es lo relativo a la competencia lingüística en Cataluña. El Gobierno anuncia que aprobará"una regulación acorde" a la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado febrero que falló en contra de la llamada Ley Wert.

Traducido: se declaran nulos los artículos de la LOMCE en los que se obligaba a la Generalitat a pagar ayudas para garantizar que los hijos de las familias que lo solicitaran pudieran estudiar en castellano. También se eliminan las referencias explícitas por las cuales se fijan los porcentajes que deben ocupar cada una de las lenguas que, se deduce, deja en manos de las comunidades autónomas.

Euforia en el independentismo

Un boceto de reforma educativa que ha suscitado la euforia en el gobierno catalán cuyo consejero de Educación, Josep Bargalló que ha afirmado que "aunque no significa una derogación formal de la LOMCE" en el aspecto polémico anunciado en su día de "españolizar a los alumnos catalanes", "sí que nos permite continuar trabajando desde Cataluña en un sistema educativo propio. Desaparecen las voluntades intervencionistas del Estado en lo que respecta al sistema linguístico y, por tanto, volvemos a la normalidad".

En el mismo sentido se pronunció el expresidente catalán, Artur Mas, quien afirmó que "si no hay un gobierno Sánchez/Podemos, habrá un gobierno Casado/Rivera/VOX porque es una alternativa. Si usted me pregunta si yo prefiero a un gobierno español que cada día nos llama criminales o a un presidente del Gobierno español que desde la tribuna diga que no ha habido rebelión en Cataluña, yo prefiero esto segundo".

A continuación