La ANC monta una web para boicotear a las empresas que no se adhieran a la república

La organización separatista señala a las compañías que trasladaron su sede porque "contribuyeron a difundir las amenazas del Estado".

Pablo Planas (Barcelona)

"Ante la campaña política y mediática favorecida por la marcha de la sede social/fiscal de algunas empresas, que pretendían reducir la confianza de la ciudadanía en la economía catalana, emprendemos una campaña para potenciar el compromiso de consumidores y empresas con nuestra economía, vinculada con los valores republicanos de respeto a las decisiones democráticas y sin injerencias políticas". Este es el último invento de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), una nueva campaña de boicot contra las empresas que no hayan dado dado de mostrar su adhesión inquebrantable al proceso.

La organización separatista ha abierto una web llamada Consumo estratégico con la que pretende canalizar el boicot por la vía de instar a las empresas a apuntarse en un registro para formar parte de ese modo de las compañías con el sello de fidelidad republicana. La ANC se ha propuesto "promover empresas alternativas a las que han participado en la campaña del miedo y potenciar la creación de estructuras económicas que, por medio del comercio, potencien un tejido productivo catalán próspero por sí mismo y alejado de la toma de decisiones con marcado carácter político".

Las empresas que aspiren a figurar en el listado bueno deberán acreditar su "respeto al medio ambiente, espíritu cooperativista, responsabilidad social, adopción de las tecnología 4.0 y el respeto y/o promoción de la lengua catalana".

Por fases

El proyecto iniciado hoy tiene dos fases. En la primera, que los promotores quieren que sea muy corta, se insta a las empresas que quieran ser proveedoras de productos y servicios de la república que se inscriban en el apartado "Proveedores estratégicos". El propósito es conseguir inscripciones de empresas de energía, telefonía, entidades bancarias y grandes superficies para abrir el directorio al público en la segunda fase.

Según la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, la entidad se prepara para la repetición de un escenario de éxodo empresarial como el desatado hace un año. Paluzie considera que jamás habrá un acuerdo con el Gobierno para un referéndum acordado, por lo que entiende que la construcción de un tejido empresarial es fundamental para poder implantar la república por la vía unilateral.

En el apartado de "noticias" de la web ya señalan a algunas de las empresas en las que los buenos catalanes republicanos no deberían comprar.

A continuación