Play

La escalofriante campaña de la DGT: ¿quieres ser el que vive o el que muere en un accidente?

La distracción por el uso del móvil ya es la primera causa de los siniestros. Tráfico endurecerá el uso del teléfono al volante.

J. Arias Borque

La nueva campaña de concienciación de la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere impactar en el ciudadano que lo vea. Es "dura y puede herir sensibilidades", según ha reconocido este lunes el propio ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, durante el acto de presentación. El objetivo, poner freno al repunte de muertes en accidentes de tráfico que se viene produciendo en los últimos cuatro años.

En la imagen inicial de los nuevos anuncios se puede ver un accidente de tráfico y la actuación de los servicios de emergencia. A partir de ahí, cada una de las dos versiones del mismo pone delante del que lo está visionando la realidad sobre qué es lo que sucede con la persona que muere y con la persona que sigue viviendo. Cómo afecta el siniestro a su propio futuro, al de sus familiares o al de su círculo de amistades.

En el caso del fallecido, se puede comprobar cómo es metido en una bolsa en el lugar del accidente por los servicios de emergencia, cómo un desconocido avisa a su familia de su muerte y cómo su cadáver espera solo en un rincón de una sala forense hasta que sus familiares van a reconocerlo. También cómo sus amigos terminan sonriendo y divirtiéndose con el paso del tiempo y cómo el fallecido se convierte con el tiempo en una simple estadística.

En el caso del causante, cómo la Guardia Civil le espera a los pies de la cama del hospital mientras se recupera de sus heridas, cómo ingresa en prisión y cómo se termina enganchando a calmantes y tranquilizantes para superar los hechos. También cómo termina siendo abandonado por su pareja tras entrar en prisión y las dificultades que encuentran tras su paso por la cárcel para encontrar un nuevo empleo teniendo antecedentes policiales.

"Con esta campaña hemos querido cambiar el enfoque y no solo mostrar las consecuencias sobre las víctimas después del accidente, sino también dar a conocer cómo es la vida de la persona que lo ha causado… y que sigue viva", ha dicho Marlaska, tras lo que ha explicado que "el anuncio nos sitúa ante una disyuntiva que nos lleva a reflexionar que, independientemente de la opción en la que uno se posicione, verse implicado en un accidente de tráfico tiene consecuencias fatales".

La campaña comenzará a emitirse mañana martes, en los días previos al puente de Todos los Santos, y se desarrollará hasta finales de año en tres oleadas distintas, haciéndola coincidir con desplazamientos masivos por carretera con motivo de las fiestas que se celebran durante estos dos meses. Para la campaña se han creado varias piezas audiovisuales que serán proyectadas en todo tipo de canales: televisión, radio, redes sociales, cine, exteriores, prensa, digitales, etc.

El móvil, primera causa de siniestralidad

El máximo responsable de la cartera de Interior ha recordado que, pese a que la mayoría de los ciudadanos cree que el alcohol o la velocidad son las principales causas de la siniestralidad, hace ya unos años que ese puesto lo ocupan las distracciones por el uso del teléfono al volante. Para ser exactos, el 33 por ciento de los accidentes mortales tienen como protagonista al móvil. Luego viene la velocidad, con el 29 por ciento, y como tercera causa el alcohol, con el 26 por ciento.

Es por ello que la próxima reforma de la Ley de Tráfico, que se encuentra ya en el Consejo asesor y que los responsables de la DGT consideran "encarrilada", incluirá una mayor penalización del uso del móvil al volante. "Cuando se hizo el carnet por puntos no existía WhatsApp. Subirán las sanciones por tener el móvil en la mano", ha dicho Pere Navarro, máximo responsable de la Dirección General de Tráfico.

A continuación