Sánchez sigue culpando a PP y Cs del ascenso de VOX

El líder del PSOE critica a Pablo Casado por decir que "comparte los valores esenciales" que defiende la formación de Santiago Abascal.

Libertad Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cargado nuevamente contra el PP y contra Ciudadanos por "alimentar a la ultraderecha" con "el abandono de la moderación", el empleo del "insulto", la "falta de ideas" o el"abrazo a la radicalidad".

Durante el discurso de proclamación de Susana Díaz como candidata del PSOE a presidir nuevamente la Junta de Andalucía, Sánchez ha acusado a PP y Cs de ser responsables del auge de VOX, aunque sin citar expresamente a la formación liderada por Santiago Abascal.

"Cuando surge la ultraderecha, la derecha española no dice nada", ha lamentado Sánchez, y ha criticado al presidente de los populares, Pablo Casado, por decir que comparte "los valores esenciales" que defiende VOX. También ha pedido al líder del PP que explique a los españoles "qué valores comparte con la ultraderecha" porque, ha garantizado, el PSOE no se reconoce en "ninguno".

La derecha española "involuciona"

Sánchez ha apuntado que los proyectos políticos a lo largo de la historia "evolucionan o involucionan" y ha señalado que, en su opinión, la derecha española está haciendo lo segundo. Según él, Casado demostró "ignorancia y falta de empatía" al argumentar que la eutanasia es "un debate artificial" que no supone "un problema" para el país.

Sánchez también ha defendido la política económica del Ejecutivo, la cual ha explicado que es "bien sencilla" y que consiste en redistribuir la riqueza entre toda la ciudadanía "si la economía crece". En este sentido, ha apuntado que eran "urgentes y viables" la subida del salario mínimo interprofesional, la reversión de los recortes en educación o la recuperación de la sanidad universal.

Por último, aunque no ha hecho ninguna alusión explícita a Cataluña en su intervención, ha subrayado la defensa que hizo el PSOE de la Constitución y del Estado en la oposición (algo que cree que "otros" no pueden decir) y ha asegurado que hacen lo propio gobernando. "Defender el Estado es defender todos y cada uno de los artículos de la Constitución sin olvidar los que no me gustan", ha concluido.

A continuación