La gota fría remite aunque continúa la alerta por fuertes lluvias

El temporal ha dejado hasta 235 litros por metro cuadrado en la Comunidad Valenciana, lo que ha provocado cortes de carreteras. 

LD/Agencias

La gota fría que afecta a la Comunidad Valenciana parece remitir tras dejar 235 litros por metro cuadrado en la pedanía valenciana de El Palmar y provocar cortes de carreteras, interrupciones ferroviarias, evacuaciones y rescates de atrapados en coches, así como el desbordamiento de un río en Castellón.

Otras consecuencias de este frente de fuertes lluvias, que en algunos momentos han sido torrenciales aunque empieza a remitir, han sido el paro de la producción nocturna en la factoría de Ford en Almussafes, además de dejar a 500.000 universitarios y escolares sin clase en las provincias de Valencia y Castellón.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha rebajado a naranja la hasta ahora alerta roja en la provincia de Castellón por riesgo de lluvias de hasta 140 litros por metro cuadrado en doce horas y 40 en una hora, mientras que sigue en alerta amarilla en el litoral de la provincia de Valencia y el litoral norte de la de Alicante por precipitaciones de 20 l/m2 en una hora.

Durante este episodio, los bomberos del Consorcio de Castellón han realizado un centenar de servicios entre rescates de atrapados en sus coches, retiradas de árboles caídos, achiques de agua en viviendas, bajos y comercios e intervenciones en urbanizaciones inundadas. Almenara, Moncofa, Burriana, Castellón, Vinaròs, Benicarló, Alcalà de Xivert y Peñíscola han sido las localidades más afectadas.

Un total de 46 personas fueron evacuadas este jueves del barrio de Sant Gregori en Borriana (Castellón) y han pernoctado en el polideportivo Sant Blai de la localidad, donde pasarán también el día de hoy y la noche. Además, los 31 desalojados del Camping Monmar de Moncofa han podido regresar después de que anoche fuera desalojados por el desbordamiento del río Belcaire, que ha bajado ya su nivel.

Las precipitaciones han provocado también el corte de varias carreteras, como algunos tramos de dos carreteras autonómicas, la CV-135 y la CV-148, y de dos provinciales, la CV-176 y la CV-213, de Castellón. Además, según la Diputación de Valencia, hoy se ha cortado la CV-304 por inundación de la calzada en el barranco del Carraixet y la localidad de Vinalesa.

100 litros por metro cuadrado en Teruel

En Teruel, donde la alarma también ha bajado de roja a amarilla, las intensas lluvias han dejado más de cien litros por metro cuadrado en varias zonas, pero no se han registrado graves incidencias más allá de accidentes leves en carreteras y desprendimientos que han afectado a algunas vías.

Según datos recogidos por la red de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en las últimas 24 horas se ha registrado una precipitación acumulada de 103 litros por metro cuadrado en Castellote; 109 litros en Santolea; 99 en La Iglesuela; 90 en Cueva Foradada; 83 en Villarluengo; y 82 litros en Mosqueruela.

Las precipitaciones han sido también intensas en municipios como Albarracín (75 litros), Jabaloyas (72 litros) y la ciudad de Teruel, donde se han registrado 64 litros y, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Júcar, sobre las 4.00 horas se ha iniciado el vertido por el aliviadero de la presa de Valbona.

Según ha informado la Guardia Civil, las precipitaciones han causado algunos accidentes por salidas de vía en la N-234 debido a la formación de balsas de agua a la altura de la localidad de Cella. Otras carreteras han sido afectadas por desprendimientos. Así, las carreteras con mayores afecciones son la TE-V-3005 de La Portellada a Ráfales y su enlace con la N-232, y la TE-V-8215 de Alcorisa a Molinos.

A continuación