Carmena semipeatonalizará también el Paseo del Prado si gana las elecciones

"Estamos trabajando en un proyecto de remodelación de aceras en todo lo que es el Paseo del Prado", ha avanzado José Manuel Calvo.

LD/ Agencias

El Ayuntamiento de Madrid trabaja en un plan para ampliar las aceras en el Paseo del Prado y darle de ese modo más espacio al peatón, una medida que conllevará la pérdida de carriles para el tráfico rodado y que, en cualquier caso, no se llevará a cabo en esta legislatura.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), José Manuel Calvo, ha dado estas explicaciones en la rueda de prensa cuando le han preguntado si se planean más iniciativas como la anunciada este miércoles de suprimir próximamente un carril de circulación en el Paseo de Recoletos para dar más espacio al peatón.

"Estamos trabajando en un proyecto de remodelación de aceras en todo lo que es el Paseo del Prado", ha dicho José Manuel Calvo sobre una iniciativa vinculada al plan para que la Unesco reconozca este entorno como patrimonio de la humanidad. "Dicho esto, a nadie le puede sorprender que este Ayuntamiento plantee medidas de urbanismo táctico", ha reseñado el delegado, que no obstante ha descartado nuevas actuaciones en esta legislatura.

El Ayuntamiento de Madrid informó este miércoles a través de un comunicado de que suprimirá un carril de circulación en el Paseo de Recoletos para dar más espacio al peatón, medida que inicialmente señalizará con vallas hasta realizar las obras pertinentes el próximo año. La intervención coincidirá prácticamente en el tiempo con el dispositivo de Navidad y la entrada en vigor del área de prioridad residencial Madrid Central el próximo 23 de noviembre.

El carril suprimido en Recoletos será entre la calle Prim y Cibeles, en dirección a Atocha, pero también se reordenará la calle de Alcalá, entre Cibeles y Barquillo, que próximamente tendrá un carril más para el peatón y solo uno para el tráfico rodado puesto que los otros dos serán para ciclocarril y carril bus.

Preguntada sobre por qué no se ha informado con antelación de esta medida como sí se hizo el año pasado con la intervención en la Gran Vía, la portavoz municipal, Rita Maestre, ha dicho que la "diferencia evidente" es que es un "tramo pequeño" en el que era "realmente necesario actuar", pero que no tenía ni el volumen ni el impacto de la arteria principal del centro.

A continuación