El Gobierno abre la puerta a verse con los disidentes en el viaje de Sánchez a Cuba

Borrell deja entrever la voluntad del Ejecutivo al abogar por una visita "completa" al ser preguntado por las reuniones con opositores.

Ketty Garat

El Gobierno se plantea reunirse con los disidentes cubanos en el próximo viaje a Cuba que realizará el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los próximos días 22 y 23 de noviembre. Una voluntad que ha dejado entrever el ministro de Exteriores, Josep Borrell, al ser preguntado expresamente en el Congreso por si el presidente aprovechará este viaje para verse con opositores al régimen:

"La visita tienen que ser una visita completa, tiene que ser una visita que tenga en cuenta todos los aspectos de la realidad cubana pero no les puedo anticipar en qué va a consistir porque aún no hemos empezado a prepararla", dijo el titular de Exteriores que añadió que "estamos preparando la visita a Cuba".

Desde Moncloa no han querido avanzar nada a este respecto. Fuentes gubernamentales consultadas por Libertad Digital tampoco descartan el encuentro con disidentes porque dicen que "estamos aún trabajando en la agenda" del viaje que tendrá lugar dentro de un mes.

La visita a los opositores cubanos por parte del presidente, Pedro Sánchez, no sería precisamente bien vista en un principio por su socio parlamentario Podemos cuyo líder, Pablo Iglesias, ha informado en los pasillos del Congreso de que el presidente le comunicó previamente sus planes de visitar Cuba y lo calificó como "una buena noticia para España que un presidente del Gobierno visite un país hermano. Creo que es muy importante avanzar en la normalización de esas relaciones".

A continuación